El Grupo AWWG (Pepe Jeans) estudia el cierre del 10 % de las 500 tiendas que tiene en mercados como EEUU, Japón, México, India y algunas en Europa. FOTO: EFE/ J. Benet/Archivo.

Madrid, 8 oct (EFE).- El Grupo AWWG (Pepe Jeans) estudia el cierre del 10 % de las 500 tiendas que tiene en mercados como EEUU, Japón, México, India y algunas en Europa, dentro del plan de transformación de la compañía, centrado en la digitalización y la eficiencia y que conlleva una negociación de los alquileres.

Según ha informado la compañía a Efe, ante el impacto de la pandemia en el negocio, se encuentran inmersos en un plan de transformación centrado en la digitalización, en el valor de las marcas y en la búsqueda de la eficiencia de los canales de distribución.

La compañía ha señalado que el programa lanzado en enero de este año se ha acelerado para adaptarse y afrontar las nuevas necesidades derivadas del impacto de la pandemia sobre el comercio.

Tras destacar que dentro del plan de transformación de la empresa se encuentra el reto de “optimización” de tiendas, así como el de la negociación del precio del alquiler de los locales, el Grupo AWWG, que incluye además marcas como Hackett o Façonnable, ha asegurado que “las ventas online se han duplicado durante los últimos seis meses”.

Asimismo, el grupo ha informado de que han decidido centralizar los equipos para todas las marcas en las sedes de Barcelona y Madrid y que durante los últimos meses, como resultado de la optimización y de eficiencia, se han cerrado las oficinas de Hong Kong cambiando a un nuevo modelo de outsource.

También ha señalado que el cambio de ubicación de las oficinas de AWWG en Madrid, el próximo mes de noviembre, es una “señal más” del cambio en el que se encuentra inmerso el grupo, que ha confirmado que las oficinas de su sede central en Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) continuarán operando como hasta ahora y siendo, por tanto, el centro logístico de todo el grupo.

El pasado mes de agosto, el grupo redefinió las condiciones de su crédito sindicado de 230 millones de euros con la banca y amplió la financiación en 46,6 millones de euros más.

Asimismo, los accionistas de la compañía, M1, LCatterton, y el Management del Grupo, suscribieron una ampliación de capital, por 30 millones de euros, con el fin de reforzar la capacidad financiera del grupo y aportar la solvencia necesaria para afrontar los planes de transformación del Grupo en esta nueva etapa.