El cine del destape ha inspirado la nueva colección de Leandro Cano, "Siempre a tu vera", un trabajo en el reconoce el atrevimiento de mujeres. FOTO: Cedidas por Leandro Cano.

Madrid, 8 oct. (EFE).- El cine del destape ha inspirado la nueva colección de Leandro Cano, “Siempre a tu vera”, un trabajo en el reconoce el atrevimiento de mujeres como Rocío Jurado, un canto a la liberación, la pasión y la fuerza que el diseñador traduce en prendas femeninas que juegan con el desnudo.

“Aquellos años del destape tienen mucho en común con lo que está pasando ahora, hay que destaparse, salir de casa, desencasillarse”, ha explicado a Efe este jueves Cano, un diseñador que no se amilana en estos tiempos “convulsos y difíciles”.

El denominado Cine del destape se realizó en España tras la desaparición de la censura franquista y se caracterizó por un fuerte contenido erótico, con múltiples escenas de desnudos femeninos.

FOTO: Cedidas por Leandro Cano.

Con la misma ilusión de siempre, ha presentado en un “fashionfilme” nuevas prendas para primavera-verano 2021 inspiradas en las folclóricas españolas, una continuación de lo que ya mostró el pasado mes de marzo en París. “Hay mucho vestido corto, que enseña ropa interior, y también juega con el desnudo”, añade.

Leandro Cano propone piezas de gran belleza, con las que ha querido dar valor a las mujeres de los años setenta, entre ellas Rocío Jurado, que “fue muy rompedora”. Señala, sin embargo, que la cantante no es el centro de la colección, pero sí, uno de los iconos “como Bárbara Rey o Nadiuska que mostraban sus cuerpos con orgullo”.

Las folclóricas supusieron un punto de inflexión en una sociedad española que vivía bajo el machismo. Ellas sirvieron de altavoz para otras mujeres. “Gracias a ellas y, a través de su música, la mujer ya no era solo la que esperaba”.

FOTO: Cedidas por Leandro Cano.

En esta colección, que podría llevar como banda sonora la canción “Lo siento mi amor”, llama la atención un vestido blanco de piel con ilustraciones florales rodeadas de la estrella de cinco puntas y las caras de Lola Flores, Rocío Jurado, Juanita Reina o Sara Montiel, así como un modelo níveo ribeteado en dorado que juega al desnudo.

Otras de las piezas que sobresale es un vestido con 1.500 bolas de cristal rojas trenzadas a mano con 500 metros de nailon, al tiempo que une las diferentes partes del vestido con cadenas de “crochet” en hilatura roja.

Todos los vestidos siguen un mismo patrón. Misma silueta compuesta por minivestido con cuello a la caja y parte inferior alcochada. En las prendas masculina llaman la atención el mono, la cazadora “bomber”, el pantalón de loneta, torera de rafia y calzoncillo acolchado.

FOTO: Cedidas por Leandro Cano.

En este nuevo trabajo, Cano también ha querido mostrar a un hombre sin prejuicios de roles, “seguro de sí mismo y dispuesto a dejarse arrollar por la fuerza de estas mujeres·, detalla el modisto que, aunque ha dado alguna pincelada en patrones masculino, es ahora cuando desarrolla una línea de hombre.

Para esta colección, Leandro Cano ha contado con la colaboración de Maite Tejedor, directora creativa de la firma de joyas, Ginger&Velvet, quien ha creado pieza con aleaciones de cobre y latón en bruto.

Materiales como “símbolo de resiliencia en los tiempos que vivimos”, explica la diseñadora que ha torneado piezas inspirándose en el clavel como flor que concentra recuerdos de la cultura de España.

Claveles en un cubo de agua esperando a ser vendidos, en el peinado de las copleras o en la mesa camilla de la abuela. “El clavel español, símbolo de alegría”, concluye el diseñador.