cárcel a inmigrante que golpeó a agente de ICE

Los Ángeles, 26 sep (EFE News).- Un inmigrante indocumentado fue sentenciando a 18 meses de cárcel en una prisión federal por agredir a un agente de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en medio de su arresto en Detroit, Michigan.

Enrique Ortega-Escudero, de 37 años, tendrá que pasar un año y medio en una cárcel por golpear a un oficial de ICE cuando este intento escapar de la autoridades migratorias, anunció el Departamento de Justicia (DOJ) en un comunicado este viernes.

Según los registros judiciales, Ortega Escudero agredió al oficial del ICE durante un operativo para detenerlo el pasado 2 de febrero en Detroit, Michigan.

Durante su arresto, Ortega-Escudero resistió y luchó con los agentes de ICE.

Aunque los agentes lograron detenerlo, mientras lo transportaban en una ambulancia a un hospital de Detroit para una evaluación médica el hombre intentó escapar.

El inmigrante abrió la puerta lateral del compartimiento trasero de la ambulancia mientras avanzaba por una autopista, y logró bajarse y cruzó ambos carriles de tráfico corriendo, describe la acusación.

Luego de una persecución a pie, Ortega-Escudero peleo nuevamente con un agente de ICE al que intentó quitarle su arma de dotación.

Con la asistencia del personal de emergencia que transportaba al inmigrante al hospital este fue detenido nuevamente.

El agente de ICE resultó herido físicamente en el ataque.

Vance Callender, agente especial a cargo de la oficina de investigaciones del Departamento de Seguridad Interna (HSI) en Detroit, subrayó en un comunicado que “un asalto a un oficial de la ley es inobjetable y este individuo, presente ilegalmente en los Estados Unidos, ahora enfrentará tiempo en la cárcel por sus acciones”.

En ese sentido el fiscal federal Matthew Schneider enfatizó que su “oficina continúa procesando a los delincuentes peligrosos y violentos que se encuentran en nuestro país ilegalmente”.

“Nuestra misión es proteger a nuestra comunidad de los criminales violentos y continuaremos haciéndolo trabajando con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para mantener nuestras fronteras seguras”, añadió.

El Departamento de Justicia recalcó que el caso de Ortega-Escudero es solo uno de los muchos casos que procesan relacionados con delitos de inmigración. Desde el 1 de enero de 2020, DOJ ha investigado o procesado aproximadamente 80 casos de este tipo.