Se llevó a cabo la sesión ordinaria, correspondiente al mes de septiembre, del H. Consejo Universitario de la Autónoma de Querétaro (UAQ), con el fin de declarar la inamovilidad de los miembros de este órgano, ante el arranque del proceso electoral interno.

Querétaro, 24 Septiembre 2020.- Se llevó a cabo la sesión ordinaria, correspondiente al mes de septiembre, del H. Consejo Universitario de la Autónoma de Querétaro (UAQ), con el fin de declarar la inamovilidad de los miembros de este órgano, ante el arranque del proceso electoral interno.

Se designó la Comisión Electoral de la UAQ, que está conformada por cuatro profesores y cuatro alumnos; misma que creó polémica, tras la petición de algunos integrantes de, en primera instancia, definir la aspiración política de quienes busquen la Rectoría o alguna dirección de facultad o unidad académica, situación que no ocurrió.

elecciones, UAQ

Ante ello, la rectora Teresa García Gasca fue la única integrante que manifestó su intención por reelegirse para el siguiente proceso electoral.

Según los estatutos que marca la universidad sobre la presidencia de la comisión por parte del Rector, se eligió a otro integrante del consejo como presidente de la comisión, siendo votada la Dra. Marcela Ávila Eggleton, directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS).

Sin embargo, con estas acciones comienza de lleno el proceso electoral, el cual inició de forma ríspida, al generarse discrepancias entre los consejeros, por la conformación de la Comisión.

Lo anterior, ante el argumento de algunos de que la comisión incluía a tres integrantes de una sola facultad, la FCPyS, de dos planillas sugeridas. Incluso, se integró a la planilla ganadora un miembro de la planilla no elegida.

La Comisión Electoral quedó integrada de la siguiente manera: Marcela Ávila Éggleton, presidenta; Ovidio González, Alejandro Gutiérrez, Eduardo Castaño Tostado, Jessica Ríos, Marco Muñoz, Jorge Herrera Solorio, Gerardo Islas e Israel Suazo.

La comisión definirá en los siguientes cinco días hábiles, las fechas de cada etapa del proceso electoral, y lanzar la convocatoria para los candidatos a las diversas unidades académicas y la rectoría.

Asimismo, deberán determinar el análisis de las condiciones en que se llevarán las actividades de campaña y votación, en el marco de la contingencia sanitaria por COVID-19.

Por último, un par de jóvenes alumnos consejeros, presentaron un posicionamiento desde la FCPyS, en torno a la exigencia del respeto a la autonomía de agentes externos e internos durante las elecciones universitarias.

“Que cualquier acto de intromisión, de agentes externos como grupos políticos a la Universidad, o incluso al interior de esta, que intenten entorpecer el proceso electoral, sea señalada y castigada acorde a la legislación universitaria”, expusieron.