Celso Borges ha iniciado este miércoles su segunda etapa en el Deportivo con un entrenamiento en solitario.

La Coruña (España), 23 sep (EFE).- El internacional costarricense Celso Borges ha iniciado este miércoles su segunda etapa en el Deportivo con un entrenamiento en solitario, ya que sus compañeros de equipo no se han entrenado al haberse detectado un positivo de coronavirus en la plantilla.

Borges acudió a la Ciudad Deportiva de Abegondo para comenzar el trabajo después de haber pasado las pruebas médicas previas a su incorporación al equipo gallego, que esta temporada milita en la Segunda División B, tercera categoría del fútbol español.

El jugador de Costa Rica firmó por el Deportivo el 6 de septiembre, pero tuvo que tramitar el visado para viajar a España y no pudo viajar hasta principios de esta semana.

Con la camiseta blanquiazul, la única a la que ha defendido en España, Borges, de 32 años, disputó 111 encuentros oficiales (107 en Primera División y 4 en Copa del Rey), y marcó 15 goles, todos en el campeonato de Liga.

Después del descenso a Segunda División a la conclusión del curso 2017/18, fue traspasado al Göztepe, en el que jugó las dos últimas temporadas.

En el mercado invernal de la temporada pasada ya había llegado a un acuerdo con el Deportivo para reforzar al equipo en la categoría de plata, pero el conjunto turco frenó su salida.

Ahora, los caminos de Borges y el Dépor se reencuentran en Segunda B una vez que el costarricense ha puesto fin a su etapa en Turquía.

Borges tendrá que esperar unos días para entrenarse con el grupo, ya que el Deportivo ha paralizado la actividad por un caso de COVID-19.caf/am/ism