Luna Maya Chiapas cumple 15 años de ser una organización civil que trabaja para erradicar la violencia obstétrica y asegurar los derechos sexuales y reproductivos. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México. Luna Maya Chiapas cumple este mes 15 años de ser una organización civil que trabaja para erradicar la violencia obstétrica y asegurar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en una de las entidades con mayor muerte materna y en un país en el que la cesárea va en aumento.

Luna Maya Chiapas se fundó en 2004. Desde entonces, ha atendido a más de 2 mil 500 familias y ha ofrecido atención al embarazo, parto y posparto a bajo costo o financiada a mujeres indígenas de los barrios vulnerables y comunidades cercanas a San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Su objetivo es humanizar los servicios de salud para las mujeres y sus familias, para ello Cuenta con dos Casas de Partería, una en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, que se fundó en 2004, y otra en la Ciudad de México que abrió sus puertas en 2015.

Su principal eje de trabajo es brindar servicios de atención al embarazo, parto y posparto, y a la salud sexual integral con un modelo femifocal, es decir, un modelo centrado en las mujeres, sus necesidades y sus decisiones, siempre con un trato cálido y humano.

Luna Maya tiene un programa de atención integral que contempla grupos de apoyo, educación en lactancia, educación en salud y nutrición, educación comunitaria, apoyo prenatal en grupo, cuidado de los y las recién nacidas, planificación familiar, detección de cáncer y atención ginecológica. Para apoyar a las mujeres que no tenían planeado el parto en casa ha elaborado planes de pago que incluyen el trueque.

Además, desde su fundación ha realizado capacitaciones dirigidas a parteras tradicionales, promotoras de la salud, enfermeras y médicos sobre la atención a la salud sexual y reproductiva desde el Modelo de Partería, el cual difunde en México con el propósito de mejorar la salud materna y reducir los índices de nacimientos prematuros, el exceso de cesáreas, el riesgo de muerte durante la gestación y el parto, la mortalidad materna y neonatal.

El trabajo de Luna Maya en México es necesario, toda vez que en este país se realizan cesáreas en 46 por ciento de los embarazos, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que 85 por ciento de nacimientos se realicen sin intervenciones.

Además, Chiapas es la segunda entidad, después del Estado de México, con más casos de muerte materna reportada en las cifras más recientes de la Secretaría de Salud.

Luna Maya también cuenta con un programa de formación de parteras elaborado para que las estudiantes puedan aprender todas las competencias clínicas que señala la Confederación Internacional de Matronas.

La Directora Clínica en Chiapas, Akane Sugimoto, es madre de dos hijos nacidos con las parteras de Luna Maya. Ella decidió formarse como partera después de algunos años de acompañar a familias latinoamericanas que pasaron situaciones de violencia obstétrica en instituciones de salud pública de Estados Unidos.

Ella se formó a través del programa de partería de Luna Maya y es egresada del Instituto Nacional de Partería en Vermont, EU, con credenciales como Partera Profesional Certificada (CPM) por el Registro de Parteras de América del Norte (NARM).

Actualmente realiza una maestría en Partería, Salud Materna e Infantil de la Universidad de Dundee en Nethergate, Escocia.

Además de ser partera, Akane es terapeuta de Craneosacral y de Movimiento Somático (RSMT) reconocida por la Asociación Internacional de Educación y Terapia Somática (ISMETA).

La fundadora de Luna Maya, Cristina Alonso, está certificada como partera profesional en Estados Unidos, según los criterios de NARM (Registro de Parteras de North América).

Ella se graduó del Instituto Nacional de Partería y tiene una Maestría en Salud Pública de la Universidad de Tulane. Actualmente coordina el proyecto de Casas de Parto, para crear lineamientos de calidad y regulación para expandir las casas de parto en México y Latinoamérica.

Alonso cree en la capacidad transformadora del parto y los servicios de salud centrados en las mujeres.

La actual Directora General de Luna Maya, Ilse Fajardo, comenzó como voluntaria en el Centro Vitoria y por más de diez años ha trabajo desde la trinchera de la defensa y promoción de los Derechos Humanos.

Durante la pandemia por COVID-19, Luna Maya ha aumentado el número de mujeres que buscan atención para el parto en casa debido al miedo de contagiarse del nuevo virus en un hospital, por lo que este año la celebración de su aniversario se realizará de forma virtual con un conversatorio sobre los mitos de la salud sexual de las mujeres y habrá 15 por ciento de descuento en la consulta “Mujer Sana”.