La CESP integró a 11 mujeres y 11 hombres más a su cuerpo de custodia, conformado actualmente por 420 elementos.

Querétaro, 17 Septiembre 2020.- La Comisión Estatal del Sistema Penitenciario de Querétaro (CESP) integró a 11 mujeres y 11 hombres más a su cuerpo de custodia, conformado actualmente por 420 elementos.

En la ceremonia celebrada en el Centro Penitenciario Femenil de Querétaro, Juan Martín Granados Torres, secretario de Gobierno, se dirigió a los nuevos elementos que llegan a fortalecer el modelo de seguridad del estado, para conminarlos a trabajar con responsabilidad y absoluto apego al respeto de los derechos humanos.

“Cada día que va pasar una persona que cometió un delito, que violenta la ley, será responsabilidad de ustedes para hacer que se cumpla el mandato del juez, para hacer que se cumplan los mandatos de derechos humanos, marcados en la Constitución, los tratados y las leyes, y hacer que se cumpla el que para todos exista una certeza de que la persona que ha sido responsable de un delito pagará de acuerdo a la ley una condena, tratándose como un ser humano”, señaló.

Juan Martín Granados Torres, secretario de Gobierno.

Luego de expresarles una felicitación por haber demostrado la capacidad y aptitudes de pertenecer a dicha institución, el secretario de Gobierno advirtió que ahora tienen la encomienda de estar al servicio de la seguridad y justicia del estado, sin actuar como juez ni como verdugo, sino a la altura del mejor sistema penitenciario del país.

Miguel Contreras Álvarez, comisionado Estatal del Sistema Penitenciario, explicó que la formación inicial única de los nuevos elementos se llevó a cabo del 17 de junio al 29 de agosto de 2020, con un total de 547 horas, en el Centro de Capacitación, Formación e Investigación para la Seguridad (CECAFIS) en el estado de Querétaro.

Los participantes adquirieron una formación profesional, pues ahora cuentan con los conocimientos y el desarrollo de habilidades cognoscitivas y psicomotrices, congruentes con los requerimientos que plantea el ejercicio de su función, y les permite operar de manera eficiente y apegada a los principios constitucionales de legalidad, objetividad, profesionalismo, eficiencia, honradez y respeto a los derechos humanos.