El USCIS confirmó este lunes que no aceptará a nuevos solicitantes de DACA y solo otorgará renovaciones de un año y no de dos como hasta ahora. FOTO: EFE/ Shawn Thew/Archivo.

Washington, 24 ago (EFE News).- El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) confirmó este lunes que no aceptará a nuevos solicitantes de DACA y solo otorgará renovaciones de un año y no de dos como hasta ahora, lo que ha suscitado críticas de activistas que argumentan que estas medidas contrarían el fallo de la Corte Suprema sobre la Acción Diferida.

Los rechazos de solicitudes nuevas son “sin prejuicio”, indicó USCIS, lo cual significa que los inmigrantes podrán presentar de nuevo sus solicitudes “si USCIS reanudara la aceptación de pedidos en el futuro por parte de inmigrantes que no habían recibido DACA”.

“USCIS seguirá aceptando las solicitudes de extranjeros a quienes se les concedió DACA”, añadió el comunicado. “En términos generales USCIS rechazará las solicitudes recibidas más de 150 días antes de la expiración del permiso DACA actual. Los recipientes de DACA deberán presentar su pedido de renovación entre 150 y 120 días antes de que expire su permiso actual”.

USCIS elaboró estas reglas después que, a mediados de junio el Tribunal Supremo calificó como “caprichoso y arbitrario” el decreto del presidente Donald Trump de 2017 en el que canceló el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

El fallo del Supremo dejó abierta la posibilidad de que el Gobierno presentara de nuevo su posición sustentándola en argumentos, algo que aún no ha hecho porque sigue considerando si DACA es legal.

Asimismo el gobierno rechazará, a menos que haya “circunstancias extraordinarias”, todas las solicitudes de permiso a los beneficiarios de DACA para viajar al exterior del país en instancias de alguna emergencia (advance parole), medida que en el pasado abrió la puerta a que “soñadores” pidiesen posteriormente la residencia legal en el país.

“La determinación de si se otorga un permiso con antelación queda totalmente a criterio de USCIS, y se hará caso por caso”, continuó el comunicado. “Aún si el solicitante establece que la situación corresponde a las normas establecidas, USCIS puede aún negar el pedido a su criterio”.

En opinión de abogados y activistas, el anuncio de este lunes va en contra de las sentencias de la Corte Suprema y de una corte federal que indicó que USCIS debía aceptar nuevas aplicaciones.

El director ejecutivo de “America’s Voice”, Frank Sharry, indicó que esta medida “desafía ilegalmente a la Corte Suprema”.

Coincidió con él Aaron Reichlin-Melnick, abogado del American Immigration Council, que agregó que el memorandum del secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, sobre esta materia “puede ser ilegal en sí mismo”, dado que su designación al cargo es inválida porque se hizo sin atenerse a las disposiciones legales.

Y el director ejecutivo del grupo National Immigration Forum, Ali Noorani, lamentó que USCIS “ignore” la decisión del Supremo al rechazar las solicitudes de DACA de aquellos que hasta la fecha no estuvieron amparados por este programa y limiten las renovaciones a un año.

La decisión del Tribunal Supremo obliga al Gobierno a seguir tramitando las extensiones de los permisos y a aceptar las solicitudes de nuevos candidatos del programa que incluyen a unos 650.000 beneficiarios directos que deben renovar sus permisos, y más de 300.000 nuevos solicitantes, entre quienes se cuentan alrededor de 55.000 personas que en los últimos tres años han cumplido la edad para acogerse al programa.