La pandemia aceleró la adopción digital con avances equivalentes a décadas en unas cuantas semanas. Muchas de estas tendencias prevalecerán. FOTO: CANVA/ILUSTRATIVA.

Muchas de las tendencias de consumo de la Covid-19 perdurarán en un futuro. En particular, se espera que el ecommerce en México penetre un 55% para 2024

Con la pandemia de Covid-19, los hábitos de la gente han cambiado y, expertos creen, algunos de estos cambios perdurarán en años por venir.

En particular, muchos de las modificaciones en los hábitos de consumo de la gente aún se encuentran en proceso de consolidación, lo que da a las compañías la oportunidad de participar en la formación de una nueva normalidad, si se mantienen al tanto de las nuevas tendencias.

Según Statista Research Department, el porcentaje de compradores digitales en México era menor al 30% en 2017. Ahora, se estima para 2020 un incremento a más del 39% y para 2024 se espera una tasa de penetración del comercio electrónico del 55%.

De acuerdo a un reporte de investigación de la empresa de consultoría Accenture, los consumidores minoristas han cambiado radicalmente su forma de hacer las compras, con una preferencia por el comercio local, por realizar compras conscientes y por realizarlas a través de plataformas digitales, con una importante cantidad de consumidores que aún escogen el quedarse en casa, pese al relajamiento de algunas medidas de confinamiento.

Con base en las cifras del reporte, 73% de los consumidores privilegiarán el mantenerse en casa durante los próximos seis meses y 59% se encuentra a favor de mantener interacción digital con sus amistades durante el mismo período de tiempo.

“Se espera que habrá un cambio en la era posterior a Covid-19 al aumentar la importancia en el cambio climático, la autosuficiencia, la responsabilidad social individual, la adopción de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y el crecimiento de la población, que redundará en el aumento del consumo consciente, libres de toxinas y químicos, plásticos no contaminantes, y sin crueldad animal, por lo que la demanda de productos de fabricación local experimentará un fuerte aumento. Esperamos que esta tendencia se vea también en México”, comentó Francisco Rodríguez, director de crecimiento (CGO) de la aplicación bancaria Albo, respecto a la tendencia de consumo local y consciente.

La llegada de la Covid-19 aceleró las tendencias ya existentes de adopción digital, en algunos casos con avances equivalentes a décadas en unas cuantas semanas, asegura McKinsey & Company, otra empresa de consultoría.

En el caso de las compras en línea, reportan un aumento en las entregas equivalente a diez años en tan sólo 8 semanas. De manera similar, la plataforma de streaming de video Disney Plus consiguió en cinco meses lo que a Netflix le tomó siete años, en términos de suscriptores, aseguran.

Algunas de las tendencias de la aceleración digital que permanecerán tras la pandemia, según Mckinsey & Company, son el trabajo remoto; el incremento del ecommerce, de la telefarmacia y de la telemedicina; las plataformas fitness on demand, con videos de rutinas de ejercicio como alternativa a los gimnasios; así como la transición de los canales físicos de entretenimiento al formato digital.

Por otro lado, Rodríguez agrega a la lista anterior el aumento en la necesidad de marketing digital, el desarrollo de plataformas que ofrezcan todos los servicios de un centro comercial dentro de una sola aplicación, la prioridad de la higiene y la salud, la personalización de productos y servicios, la preferencia por el comercio local, así como la integración de lleno al ecommerce de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Entre los numerosos cambios asociados a la nueva normalidad y la pandemia de coronavirus, estas son algunas de las tendencias que los expertos creen, prevalecerán en los hábitos del consumidor, con un futuro favorable para el nivel de integración del comercio digital.