Si todos hiciéramos el correcto uso de cubrebocas, seguramente evitaríamos contagios en los distintos escenarios.

San Juan del Río, 14 agosto 2020.- La directora de los Servicios de la Salud en el estado de Querétaro, Martina Pérez Rendón, aseguró que si todos hiciéramos el correcto uso de cubrebocas, seguramente evitaríamos contagios en los distintos escenarios.

Esto, después de que fue puesto en duda la efectividad de las mascarillas elaboradas con materiales de distintas telas.

En ese sentido, explicó que este tipo de cubrebocas pueden ser utilizados cuando las personas no presentan alguna enfermedad respiratoria o bien, que no sean pertenecientes al sector salud.

“Si no estamos enfermos, podemos traer un cubrebocas de tela en los espacios públicos, en donde no se puede controlar la sana distancia, sin embargo la recomendación que se hace, es que estas mascarillas sean tricapa, es decir, por cada dos capas de tela, una más de algún material impermeable”, aseguró.

Además, comentó que respecto a los cubrebocas que son elaborados artesanalmente en Amealco, y que ahora podemos encontrarlos en los distintos municipios del estado, siempre se les ha hecho la recomendación a que sean fabricados con telas que favorezcan a la absorción.

Por lo que también la doctora agregó, que la finalidad de uso es que de forma individual uno se cuide, pero del mismo modo ayude a cuidar a los demás, acentuando que es una herramienta fundamental para evitar la propagación del virus.

Sin embargo, en ese sentido fue muy clara al reiterar, que el uso correcto de esos ahora considerados “prendas de vestir”, deben ir de la mano con el resto de medidas de seguridad, como lo son el frecuente lavado de manos, desinfección de superficies y el estornudo de etiqueta.

Con respecto al visible aumento de personas que hacen uso de mascarillas consideradas como de alta eficiencia, recordó que todos aquellos comúnmente llamados “KN95”, son regidos por la normatividad FFP2, lo cual determina una alta calidad en el filtrado, ya que son elaborados para el uso exclusivo del sector salud que está en contacto directo con pacientes de coronavirus.

En tanto, las mascarillas quirúrgicas, también en términos ideales deberían ser para el sector salud, y enfermos, refirió que aquella persona que presente un cuadro respiratorio, esté estornudando, o que al momento de hablar pudiera expulsar micro gotitas de saliva es candidata a utilizarlos.

Finalmente señaló, que si bien hay gente rebelde, también hay mucha otra comprometida, que asume el cuidado de la salud con la seriedad que se requiere.