La Comisión Electoral Central (CEC) otorgó hoy oficialmente la victoria al presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko. FOTO: EFE/EPA/TATYANA ZENKOVICH.

Moscú, 14 ago (EFE).- La Comisión Electoral Central (CEC) otorgó hoy oficialmente la victoria al presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, al anunciar los resultados definitivos de las elecciones presidenciales del 9 de agosto, pese a las acusaciones de fraude por parte de la oposición.

Lukashenko, en el poder desde 1994, logró un 80,1 % de los votos, mientras la candidata de la oposición unificada, Svetlana Tijanóvskaya, obtuvo un 10,12 %, según informó la CEC.

De acuerdo a esos resultados, Lukashenko podrá ejercer un sexto mandato presidencial, aunque ni la oposición, ni parte de la población ni las cancillerías occidentales han reconocido su victoria.

Sí han felicitado, en cambio, a Lukashenko por su victoria los presidentes ruso, Vladímir Putin, y chino, Xi Jinping.

Lukashenko rechazó la demanda opositora para que ceda el poder “voluntariamente” y, ante el estallido de multitudinarias protestas antigubernamentales, las vinculó con la injerencia externa.

Tijanóvskaya impugnó el lunes los resultados ante la CEC y proclamó hoy, en su primera declaración desde que se exiliara el martes en Lituania, su victoria en los comicios.

“Los bielorrusos ya nunca más querrán vivir bajo el antiguo poder. La mayoría no cree en su victoria (de Lukashenko)”, dijo Tijanóvskaya en un mensaje de vídeo.

Tijanóskaya agregó que en los colegios donde el escrutinio de votos fue “justo”, ella obtuvo entre el 60 y el 70 por ciento de los sufragios.

Además, instó a cesar la violencia contra el pueblo bielorruso, pero a continuar las protestas pacíficas contra el régimen de Lukashenko, considerado durante muchos años el último dictador del continente.

Las autoridades han reconocido que la jornada de protestas del jueves fue la más tranquila y pacífica desde su estallido el domingo, plazo en el que unas 7.000 personas fueron detenidas.

Ante las presiones internacionales y las denuncias de abusos y torturas, las fuerzas de seguridad han liberado ya en las últimas horas a más de 2.000 personas.

La oposición, que ha llamado a la comunidad internacional a reconocer a Tijanóvskaya como legítima presidenta, dio hoy de plazo hasta el 15 de septiembre a Lukashenko para convocar nuevas elecciones presidenciales.