Livia Brito vuelve a ponerse en la mira pública luego de darse a conocer una serie conversaciones que sostuvo con político. FOTO: AGENCIA MÉXICO.

Livia Brito vuelve a ponerse en la mira pública luego de darse a conocer una serie conversaciones que sostuvo con político para pedirle ayuda y salir bien librada de la demanda por agresión y robo que enfrenta contra un paparazzi en Cancún.

En la conversación revelada por el programa Un Nuevo Día, la cual se dice surge desde el número telefónico de la actriz, se lee como la cubana le pide ayuda al político Juan del Rosal para eliminar evidencias y salir bien librada del caso.

“¡Paralo por fa! Sí, que limpien los libros, las credenciales, todo, todo, todo lo que estaba en la mochila porque yo toqué todo”, escribió Brito a Del Rosal, quién respondió: “los videos del elevador y todo ya se borraron”.

Por si esto fuera poco, en otro mensaje se lee: “Yo le doy la cámara y sus cosas (al fotógrafo Ernesto Zepeda), pero que me otorgue el perdón. Yo voy con él al ministerio”.

Sin embargo, la actitud de la actriz con el político cambió cuando se enteró que en lugar de pagar 8 sesiones que Zepeda tomaría con un psicólogo en realidad costearía 60, pues el agredido refiere que ahora sufre de ansiedad, depresión, temor y alteración del ciclo del sueño.

Y en lugar de seguir solicitando la ayuda de Juan del Rosal, terminó recriminándole que estuviera actuando en su contra. “Si me vas a ayudar, AYUDAME de verdad, no metas la mano para perjudicarme… Me perjudicas ¿para qué?, ¿para que corra a pedirte ayuda por algo que tú mismo hiciste?… Estás cañón Juan”.

Cabe señalar que Juan del Rosal admitió darle una asesoría a Livia Brito sobre este caso y confirmó que existe una orden de aprehensión en su contra, además de que Mariano Martínez, pareja de la actriz, está como una persona irregular en México.