Crisanta Gómez hará reír y reflexionar a los espectadores sobre la toma de decisiones en la obra "La avestruz". FOTO: EFE/ PinPoint.

México, 14 ago (EFE).- Atrapada en un horrendo vestido de dama de honor y encerrada en un probador es como la actriz mexicana Crisanta Gómez hará reír y reflexionar a los espectadores sobre la toma de decisiones en la obra “La avestruz”, un monólogo que se llevará a cabo de manera virtual.

“Es una obra muy divertida, es esta mujer que se llama Regina que se queda atorada (atrapada) en el vestido de dama de la boda de su mejor amiga en el probador, ahí cuenta cómo llegó hasta ese momento y qué cosas le han pasado”, contó en una entrevista con Efe Gómez.

Regina odia el amor, el vestido que trae puesto y habla mucho. Sin embargo, a lo largo del encierro involuntario que vivirá en el probador, se dará cuenta de que es hora de dejar los malos pensamientos atrás.

“Como ella en el vestido, Regina está un poquito atorada en una crisis de algo que no pudo resolver en una relación pasada, ella decide dejar de ser un avestruz y dejar de esconder su cabeza, enfrentarse a sus miedos y salir adelante y poner su mejor cara”, apuntó.

Enseñanzas como poder valerse por sí misma o que la felicidad no depende de nadie y muchas risas son algunas de las cosas que la obra, dirigida por César Enríquez, promete, pues a pesar de mantener la esencia de la historia original existirán ciertas modificaciones para poder llevarlo a cabo vía virtual.

“No queremos cambiarla tanto, tendremos un lenguaje directo con la cámara, la haremos parte de esto, no nada más como algo que está fuera grabando, que sí tenga una interacción con Regina”, comentó.

Esta no es la primera vez que Crisanta se enfrenta a Regina, le ha dado vida en cuatro temporadas anteriores y asegura que es muy parecida a ella en la vida real, que incluso han llegado a bromear en el equipo con que el personaje debería llevar su nombre.

“Ella habla mucho y yo también, es esta persona que te dice las cosas sin pensarlo tanto, que cae bien porque es sincerota y creo que he vivido una crisis como ella, todos hemos vivido una crisis de algo, no necesariamente del amor… que quieres dejar todo de fuera pero después te das cuenta de que así no es la vida que hay que perdonar, seguir, sanar heridas y salir adelante”, detalló.

NUEVOS HORIZONTES
Algunas de esas crisis que ha vivido han sido a causa de su profesión, pues asegura que siempre es difícil audicionar para un personaje o un proyecto y no quedar seleccionada.

Sin embargo, siempre ha encontrado la fuerza para seguir y, ahora que la actriz tendrá contacto con las cámaras, espera que se le abran las puertas a otros formatos de entretenimiento, sin embargo sabe que son momentos difíciles.

“En enero dije voy a hacer televisión este año y ‘pum’ llega el virus y mis planes al bote de la basura, será una muy buena práctica espero en algún momento hacer algo de televisión, estuve tomando cursos de casting para tele y cine porque es algo que quisiera hacer”, comentó.

Pero la actriz que ha participado en musicales como “El violinista en el tejado” y “Mentiras” asegura que se siente contenta de poder pisar de nuevo un escenario.

“Pues yo creo que algunos teatros están buscando nuevas formas de salir adelante. De por sí el teatro es complejo y es difícil de atraer a los recintos, pero está buscando la manera de revivir y llegar al público”, señaló.

“La avestruz” se transmitirá el sábado 22 de agosto a las 20.00 hora local (01.00 hora GMT del domingo) por La Teatrería y los boletos de diferentes precios están pensados para que los asistentes tengan una experiencia diferente, entre ellas una plática en directo con Crisanta.

“El boleto de 250 pesos incluye un ‘after party’ que será como una pequeña reunión, platicaremos con la gente así podremos tener este contacto con el público ya que no lo podemos tener en la sala”, dice y cuenta que los padrinos de la obra serán los cantantes Sandra Echeverría y Leonardo de Lozanne.