Dieron a conocer los trabajos de gestión para la rehabilitación del Templo de Amealco, construido en el siglo XVII, en la comunidad de Santiago Mexquititlán.

Querétaro, 13 Agosto 2020.- La directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) delegación Querétaro, Rosa Estela Reyes García, dio a conocer los trabajos de gestión para la rehabilitación del Templo de Amealco, construido en el siglo XVII, en la comunidad de Santiago Mexquititlán.

Reyes García advirtió que existen dos grupos de la comunidad indígena de dicha demarcación; uno a favor y otro en contra de estas mejoras, por considerarlo su centro ceremonial, quienes han acudido al centro INAH Querétaro para conciliar.

“Aquí vienen las dos partes, los que no quieren la obra porque es su plaza ceremonial y tradicional; y los que vienen a decirnos que sí la aceptemos, porque ese es su espacio de mercado tradicional. No nos toca autorizar obras, protegemos el patrimonio”, argumentó.

Al respecto, Rosa Estela Reyes afirmó que se han gestionado recursos a la Dirección de Sitios y Monumentos de la Federación, del cual ya hay posibilidad de obtenerlos; mientras las autoridades estatales y miembros de la comunidad han trabajado con sus manos para estabilizar la torre.

Asimismo, reveló que la propia alcaldía de Amealco gestiona por su parte una bolsa ante autoridades de turismo, para la rehabilitación de la plaza.

“En Santiago Mexquititlán hay un templo que tiene un proyecto el presidente municipal, para la construcción de unas mejoras en la plaza que rodea al templo; y por otro lado, el templo que es de los más valiosos y antiguos de Querétaro, tiene una situación estructural un poco delicada. La torre esta dañada”, detalló.

Al respecto, entre las mejoras que se contemplan son evitar las humedades del templo; bajar el piso a la plaza, el mejoramiento de drenaje, mejoramiento de jardineras y el retiro de árboles contaminados, entre otras.

La directora reveló haber solicitado ya un estudio técnico al municipio para conocer las condiciones y características del suelo y la humedad.

Reyes García admitió que el INAH ha tomado un papel conciliador y asesor; sin embargo, reconoció que hasta que no se genere una solución a dicho conflicto entre las partes se dará continuidad al proyecto.