Familia interpuso un amparo federal para que el Hospital Regional número 2 del IMSS, les entregara el cuerpo y se demostrara que no falleció por Covid-19. FOTO: gob.mx/imss.

Querétaro, 13 Agosto 2020.- La familia Almaraz Lázaro, asentada en el municipio de Querétaro, interpuso un amparo federal para que el Hospital Regional número 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en El Marqués, les entregara el cuerpo del señor José Antonio Almaraz Romero y se demostrara que no falleció por Covid-19.

Esto luego de que la familia inició dicho juicio de amparo ante el Juzgado Primero de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Querétaro el domingo pasado, ya que el IMSS se negaba a entregarles el cuerpo por no firmar un consentimiento para manifestar que el hoy difunto había fallecido de “Covid”.

“Sí, porque como personas hablando de persona a persona no nos hicieron caso; no nos entendieron, no nos hicieron caso, tuvimos que interponer este amparo; (mi papá) tenía un historial clínico, donde pudieron comprobar en el amparo que no murió por Covid”, recalcó.

Brenda Magdalena Almaraz Lázaro, hija del señor, relató que el sábado ocho de agosto ingresó su papá al IMSS, ubicado en El Marqués, y que horas después se les informó que había fallecido por Covid-19.

”Querían que firmáramos ‘probable Covid”, entonces veo mal eso porque estaban viendo a ver si cedíamos; eso no se hace, tengo el certificado del Seguro que lo cancelaron, tengo el nuevo certificado con los folios”, precisó.

Al estar seguros que ese no había sido el motivo de la muerte, fue que decidieron interponer el amparo, y cuando en el IMSS se supo de esto, resaltó, cambiaron la causa del fallecimiento a probable Covid-19.

Una vez que se dio a conocer la información públicamente, sostuvo que este lunes les entregaron el cuerpo de su papá y se confirmó que el resultado del diagnóstico fue negativo a dicho virus.

“La doctora que me atendió con otros doctores que ya habían estudiado el caso, que ya tenían el análisis clínico y que había salido negativo, que se nos iba a dar el certificado con lo que es neumonía atípica e insuficiencia respiratoria”, subrayó.

Afirmó que ahora en el certificado de defunción se establece que la causa de la muerte fue por neumonía atípica e insuficiencia respiratoria aguda y no por Covid-19.

“El trámite lo terminé como a las 10, 11 de la noche (del lunes), llegó la funeraria y se llevó a mi papá y después llegó (el cuerpo) como a las 3:30 de la madrugada a la casa, pero lo pudimos estar velando y a las 12 del día fue la misa y nos trasladamos al panteón municipal”, describió.

La hija de José Antonio Almaraz Romero, quien tenía 73 años de edad, expresó que la familia tiene miedo de que existan represalias por este caso.

Por ello, pidió al gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, que dé ayuda moral a su familia.

“Tenemos miedo de que nos puedan hacer algo, porque detrás de esto hay mucha gente, desde que supe y le dije a mi hermano ‘vamos a hacer esto’ yo estaba consciente de que esto podría traer represalias”, manifestó.

Al mismo tiempo, solicitó al mandatario estatal que se dé de baja y se castigue a los médicos del IMSS que estuvieron detrás de todo esto, pues enfatizó que no se puede estar jugando con la vida de las personas.

“Que quede asentado que a raíz de que la doctora del IMSS, que no nos han querido dar su nombre, pero en La Pradera (hospital de El Marqués) deben tener el nombre de esa doctora, que ella lo mandó a base de engaños a mi papá; cómo inventaron que mi papá iba con temperatura de 38; que (el gobernador) castigue a la gente que está detrás de todo esto, no quiero que nada más castiguen a la doctora de Carrillo que mandó a mi papá a La Pradera, que la corran porque no pueden estar jugando con la vida de las personas”, finalizó.