Juan Rodríguez Valle, Director de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), en el estado de Querétaro.

San Juan del Río, 12 agosto 2020.- El Director de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), en el estado de Querétaro, Juan Rodríguez Valle, anunció que se ponen a disposición las “visitas cortesía” para los comercios de San Juan del Río que así lo requieran.

Aseguró, que la finalidad de integrar el nuevo programa, es buscar que los proveedores se acerquen con PROFECO, para que através de ellos, reciban la orientación necesaria, que favorezca el correcto manejo de sus negocios, y así evitar incurrir en demandas por parte de sus consumidores.

Mencionó, que derivado del proceso de reactivación económica en la que el estado trabaja, los distintos giros comerciales se valen de distintas herramientas que les ayuden a mejor sus ventas y recuperarse rápidamente de las fuertes pérdidas registradas por la presencia del “Covid-19”.

Sin embargo, al no ser implementadas de forma correcta, o al no trabajar propiamente con las normas adecuadas, produce que los clientes se acerquen a PROFECO para notificar el inconveniente, lo que en la mayoría de las ocasiones desencadena una visita con carácter verificativo, así como la acreditación a elevadas sanciones económicas.

Al respecto, el titular del organismo público comentó.

“Ustedes a través de un oficio nos invitan a sus establecimientos, nosotros acudimos y revisamos su forma de operación para asesorarlos y decirles cuales son todas las obligaciones, así como señalar les si alguno de los productos o servicios está incumpliendo ya sea en el comportamiento comercial o en alguna norma aplicada”.

Explicó que la diferencia en este tipo de acercamientos, recae en que únicamente se les invita a subsanar los inconvenientes y al concluir con la revisión, automáticamente el expediente queda cerrado, especificó que en una visita cortesía, PROFECO no está autorizado a generar multas pese a diagnosticar irregularidades en el servicio.

A diferencia de una visita por verificación, la cual es originada por medio de una denuncia hecha por algún cliente, misma inspección, donde al ser detectado algún incumplimiento, si es factible proceder con la suspensión del comercio o bien otorgar una sanción económica.

Finalmente, reconoció que la implementación del programa, es una eficaz forma de prevenir que los negocios se hagan acreedores a sanciones, donde especificó que el monto a pagar va desde los 5 mil, hasta los 3 millones de pesos.

“Estamos para orientarlos, las visitas cortesía son especializadas al giro y tipo de negocio que ofrecen, en estos tiempos de pandemia, que un negocio sea acreedor a una multa, resultaría catastrófico, afortunadamente se está a tiempo de evitarlas”, concluyó.