Están en espera de que el gobierno estatal dé a conocer el banderazo de inicio para la reapertura de este sector.

Querétaro, 11 Agosto 2020. El presidente de la Asociación de Restaurantes, Bares y Discotecas de Querétaro, Rogelio Garfias Torres, informó que están en espera de que el gobierno estatal dé a conocer el banderazo de inicio para la reapertura de este sector, y los lineamientos específicos que deberán mantener ante la pandemia por COVID-19.

Esto, luego de que la directora de Servicios de Salud en Querétaro, Martina Pérez Rendón, anunciara que antros y bares podrían reaperturar si se incluye la venta de comida.

Dentro de las propuestas que se estudian, detalló Garfias Torres, será ofrecer alimentos a la carta, o bien, comida gratis con el consumo de bebidas y productos de estos establecimientos.

Ante ello, el empresario destacó que más de 300 negocios se encuentran listos y preparados para reactivar sus labores, ya que la afectación ha sido fuerte por el confinamiento y el semáforo naranja.

“Aún no se tiene el mecanismo de cómo se va a hacer, si será paulatinamente, o esto tendrá que ser como en la CDMX o en otros estados. Que se tenga una carta de comida, y que el sector salud sea sigiloso en el proceso de la sanidad”, argumentó.

Garfias Torres reiteró la importancia de dicha reapertura, pues confió que incluso, pueda disminuir el índice de contagios por COVID-19 en general, pues la mayoría de los casos se han derivado de fiestas y reuniones sin las medidas de prevención.

“Es un rescate económico y de salud. Nos hemos dado cuenta que las reuniones en casa, para juntarse, no tienen las medidas del cubrebocas, la sana distancia, esto hace que se fructífere evidentemente la pandemia”, comentó.

Por lo anterior, estimaron que “la teoría va a ser que la tendencia forzosamente tiene que ser a la baja, con un orden y una responsabilidad de los empresarios”, manifestó.

Indicó que las afectaciones al momento van desde la pérdida de más de 20 mil empleos en el sector, hasta el cierre definitivo de 17 negocios en el primer cuadro de la ciudad, y se espera el cierre de 20 más en el resto de la capital.