El incremento de colegiaturas y uniforme obligatorio en colegios particulares, no está permitido ante la contingencia. FOTO: CANVA/ILUSTRATIVA.

San Juan del Río, 6 Agosto 2020.- El director de la Procuraduría Federal del Consumidor en el Estado de Querétaro (PROFECO), Juan Rodríguez Valle, advirtió que el incremento de colegiaturas y uniforme obligatorio en colegios particulares, no está permitido ante la contingencia.

El funcionario anunció que en la PROFECO, están abiertos a intervenir para conciliar con las instituciones educativas y los padres de familia, ante las posibles quejas que pudieran surgir.

Y es que derivado de la contingencia sanitaria por “Covid-19”, las escuelas tuvieron que suspender clases por algunas semanas, por lo que una vez retomadas, se implementó el formato “en línea”, que se mantendrá vigente para el inicio del nuevo ciclo escolar 2020-2021.

De ahí que Rodríguez Valle, expresó que no está permitido que las escuelas privadas vayan a querer incrementar el precio de las colegiaturas o inscripciones, pero tampoco existe la posibilidad de que sean suspendidas las cuotas.

“La pandemia nos agarró por sorpresa a todos y las instituciones tienen sus gastos; las clases se seguirán dando en línea y ahí no hay manera de que Profeco asuma la postura de que no se paguen colegiaturas”, señaló.

Con relación al uso de uniformes, el director del organismo, afirmó que está prohibido condicionar el uso de uniformes para poder tomar clases, y aclaró que la dependencia estará muy al pendiente del tema.

“La postura de Profeco, es que nadie puede condicionar un uniforme para tomar clases y en este caso que no son dadas de forma presencial menos, no puede existir la postura de obligar a la compra de uniformes”, precisó.

Finalmente, agregó que servicios extras, así como actividades complementarias como el uso de transporte escolar y actividades lúdicas como natación, que muchas veces son adquiridos dentro de los planes de colegiaturas, no pueden ser cobradas al no ser un servicio del cual estén haciendo uso.

“Algún servicio que se identifique que no lo están usando, el consumidor tiene derecho de llegar a una conciliación con el plantel educativo, y si no desde luego estamos para apoyarlos”, concluyó.