La contingencia sanitaria derivada de la pandemia por “Covid-19”, golpeó duramente al sector floricultor del municipio.

San Juan del Río, 31 Julio 2020.- La contingencia sanitaria derivada de la pandemia por “Covid-19”, golpeó duramente al sector floricultor del municipio, donde los productores de rosas en la comunidad de “El Organal”, reportan una considerable baja en las ventas de marzo a la fecha.

A consecuencia del confinamiento poblacional, florerías y distribuidores de rosas, se vieron obligados a cerrar y parar con sus actividades, al no ser consideradas como de primera necesidad.

Además del bloqueo en carreteras, así como los cierres en establecimientos con giro floral, pusieron a los productores de la comunidad, que prácticamente en su totalidad se dedican a la floricultura, en una muy complicada situación de supervivencia.

Ante tal panorama, los floricultores de la comunidad, se han visto obligados a destruir miles de flores cada día, una situación inédita que ha dejado como consecuencia la baja en la demanda del producto, que ni el 10 de mayo logró salvar.

La crisis de las flores en “El Organal”, no ha logrado sobreponerse de las fuertes pérdidas económicas que arrojó la pandemia, sumando al panorama el fuerte tornado que se registró hace algunas semanas y que afectó aproximadamente a un 20 por ciento del total del sector.

Al respecto, en entrevista para “Rotativo de Querétaro”, José Guadalupe Chávez Cruz, productor de la comunidad, hizo mención de la situación actual a la que se enfrentan los trabajadores.

“Si le batallamos mucho, la verdad hemos tirado mucha flor porque no había quien nos comprara, a partir de junio empezó nuevamente la gente a venir y comprar, porque quienes realmente nos compran son las florerías, que estuvieron cerradas mucho tiempo, nos las vimos muy duras”, aseguró.

Considerada como una comunidad con larga y profunda tradición de cultivo y comercio de rosas, “El Organal”, continúa trabajando y sobreponiéndose a los estragos económicos que el coronavirus dejó en el sector.

Finalmente mencionar, que ante la activación del semáforo naranja para la entidad, el número de personas que se acercan para comprar rosas, ha ido en aumento, y se prevé que si las lluvias no sobrehidratan la producción, se obtenga una muy buena cosecha.

La celebración de muertos, y el 12 de diciembre, son las últimas fechas en el años, donde los trabajadores del campo, estiman lograr recuperar y beneficiar a su economía.