Cuba registró este jueves otros nueve casos de COVID-19, todos en La Habana, la única región de la isla que sigue estancada en la fase 1. FOTO: EFE /Ernesto Mastrascusa.

La Habana, 30 jul (EFE).- Cuba registró este jueves otros nueve casos de COVID-19, todos en La Habana, la única región de la isla que sigue estancada en la fase 1 de la reapertura desde hace casi un mes y donde han surgido varios brotes del virus que ponen en peligro el avance en el plan de desescalada.

El número de confirmados de hoy representa una disminución frente a los 33, 23 y 37 casos de los últimos tres días, un repunte tras varias jornadas con reportes por debajo de las dos cifras, relacionado con focos de trasmisión local en la capital y la cercana provincia de Artemisa.

Así, el país acumula 2.597 positivos, de los que ya se han recuperado 2.355 pacientes -dos altas en el día-, para el 91 % del total, informó el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán, en su comparecencia televisiva diaria.

Visiblemente enojado, el doctor Durán reprochó “las indisciplinas” que han provocado los rebrotes en la capital, “violaciones” ante las que “se van a tomar medidas aún más estrictas, más enérgicas”, aseguró.

En La Habana -en fase 1 desde el pasado 3 de julio- se han cerrado varias zonas para evitar la propagación de la COVID-19 y aunque muchos esperan con impaciencia el avance a la fase 2 de reapertura, “lo que posiblemente pasemos sea a la fase anterior”, advirtió el director nacional de Epidemiología.

De los nueve infectados de este jueves, seis son contactos de casos anteriores y tres son viajeros: uno procedente de Bahamas y dos de Venezuela, estos últimos con 225 contactos registrados, una cifra que posiblemente incluya a todos los pasajeros del vuelo en el que llegaron. Ocho se mostraban asintomáticos en el momento de la prueba.

Los contagios se detectaron entre 3.455 muestras PCR completadas la víspera, lo que eleva a 260.451 el total de estos test realizados en la isla, complementados por miles de kits rápidos.

En hospitales cubanos permanecen ingresados 406 pacientes, de ellos 153 confirmados con coronavirus, de los que solo uno se encuentra en estado crítico.

Otras 3.436 personas se encuentran aisladas en sus hogares por ser sospechosas de portar el virus, un notable incremento en relación a las poco más de 300 reportadas hace solo unos días.

La cifra de fallecidos con coronavirus se mantiene en 87 desde hace más de dos semanas.

La Habana es el único territorio de Cuba que permanece en la fase 1 de la reapertura, que elimina algunas de las restricciones más duras impuestas al inicio de la pandemia, mientras la vecina provincia de Mayabeque se halla en fase 2.

El resto de las 15 provincias y la Isla de la Juventud se encuentran en la tercera y última fase del plan nacional de regreso a la normalidad, que restablece a pleno rendimiento las actividades económicas y productivas, los servicios de salud y todos los trámites burocráticos, si bien el uso de la mascarilla en espacios públicos y cerrados sigue siendo obligatorio.