La política de género está abandonada en México, hay ignorancia desde la presidencia, misoginia y una negación constante. FOTO: gob.mx.

México, julio (SEMlac).- La política de género está abandonada en México, hay ignorancia desde la presidencia, misoginia y una negación constante ante un problema que todos los días se revela, la violencia de género contra las mujeres, porque lo que sucede a las mujeres no corresponde a su “cálculo político”.

Así lo señalaron las periodistas Sara Lovera, Tere Vale, Regina Freyman y Orquídea Frong, quien moderó el foro público y virtual La violencia contra las mujeres y las respuestas del gobierno, organizado y transmitido en las redes sociales de La Resistencia.

La provocación de la discusión inició cuando Orquídea Frong refirió las cifras sobre el feminicidio que la pasada semana citó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública: 489 mujeres han sido asesinadas en México de enero a junio, lo que equivale a un aumento del 7,7 por ciento de casos registrados en el país.

Tere Vale sostuvo que el confinamiento sanitario por la pandemia es un caldo de cultivo explosivo para la violencia familiar en contra de las mujeres y apuntó sobre lo que llamó “el abandono de las políticas de género” por el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

En tanto, Regina Freyman consideró que el encierro no privilegia la convivencia, no en un país donde la violencia contra las mujeres ha existido siempre como México, aunado a la carencia de empatía del gobierno de la 4T (Cuarta Transformación), que evidencia su falta de proyecto para prevenir la violencia.

Por su parte, Sara Lovera recordó que la también llamada pandemia sombra es histórica y estructural, donde México no es la excepción.

Comparó: mientras que desde 1997, el entonces presidente Ernesto Zedillo admite que la violencia contra las mujeres “es un asunto de Estado”, hoy hay un abandono, indiferencia, misoginia e ignorancia desde la presidencia y desde “las mujeres del gabinete”.

Tanto Tere Vale como Sara Lovera hicieron por separado recuento de los programas que han pasado por la tijera del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que revela -dijeron- la gravedad del problema: las Casas de las Mujeres Indígenas y Afromexicanas, los refugios, las estancias infantiles, el programa para atender a las mujeres los cánceres femeninos, el programa de transversalidad y otros, cuyos recursos se van a una bolsa de dinero para los programas del Presidente.

En el caso de Inmujeres, dijo Lovera, que debería ser la institución que guiara o dictara la política del género del gobierno federal, como lo dice la ley, se ha quedado sin dinero para operar y se convirtió en un apéndice de la Secretaría de Gobernación.

Más adelante indicó que, aunque se pensara que al quitar el dinero a los institutos municipales de las mujeres habría “una rebelión”, los presidentes municipales estarán encantados.

Tere Vale, periodista y escritora, dijo que el Presidente vive una doble realidad o una realidad paralela “que le resulta cómoda y confortable” y la otra es la realidad de los datos duros y que tiene que ver con su “cálculo político”.

¿Cuándo han escuchado un comentario de solidaridad con las mujeres? Preguntó Tere Vale, a lo que Regina Freyman agregó: “solo falta que nos diga que somos lo más bello de la creación”.

Regina Freyman lamentó que el discurso presidencial sea de una forma para hacer otra distinta y que muchas mujeres que defendieron el proyecto feminista antes de López Obrador, hoy permanezcan en silencio.

“Pesa más el interés político que el feminismo, lo que es grave, puede tener consecuencias de muy largo alcance”, advirtió.

Sara Lovera dijo que, frente al abandono de las políticas públicas en el sexenio de la 4T, tenemos que recordar los avances legislativos y señaló que las leyes son exigibles porque son nuestros derechos.

Regina Freyman agregó que toda crítica feminista es para López Obrador parte de un complot conservador, recordó las expresiones del Presidente mexicano días previos a la marcha del 8 de marzo y al paro nacional de mujeres el 9 de marzo.

¿Cuánto tiempo más puede durar un discurso que niega la realidad? Una realidad que todos los días devela la verdad, cuestionó la colaboradora de Etcétera y catedrática universitaria, quien antes había celebrado un artículo publicado por Sara Lovera en el que la periodista comparaba personajes actuales con los de las cintas mexicanas de la época del cine de oro.

Frayman citó el ejemplo de Marga López, la madre abnegada, sumisa y maltratada, una situación donde se idealizó un modelo de mujer y de familia en la que hoy cientos de personas siguen viviendo, aunque no corresponda con las aspiraciones de las mujeres y las personas jóvenes.

La militarización del país
Tere Vale, también colaboradora del diario El Economista, recordó las dictaduras militares en América Latina del siglo pasado, situación que llevó a su padre a ser encarcelado y a su familia entregarles todo, y advirtió que México vive hoy un “momento extraordinariamente difícil en la salud y en la economía, pero sobre todo porque se está dejando todo en manos de los militares, “ojalá y me equivoque”, citó de forma sentida.

En ello coincidió Sara Lovera y calificó de peligrosa la entrega de todo a las fuerzas armadas de México, para luego recordar el costo que tiene para las mujeres la militarización de un país.

Todas estuvieron de acuerdo en el manejo publicitario y manipulador del actual Presidente mexicano sobre las políticas y aseguraron que su política es conservadora y populista.