Néstor Gabriel Domínguez Luna, señaló que es necesario que el gobierno federal legisle para que el COVID-19 sea considerado como riesgo laboral en todos los sectores empresariales.

Querétaro, 19 Julio 2020.- El diputado en Querétaro por el Partido MORENA, Néstor Gabriel Domínguez Luna, señaló que es necesario que el gobierno federal legisle para que el COVID-19 sea considerado como riesgo laboral en todos los sectores empresariales.

Aunque admitió que la prioridad es que dicha condición se establezca para los trabajadores en el área de la salud, puntualizó que existen casos de contagio en diferentes dependencias del gobierno estatal y municipales.

“Debería ser considerado este tema, ya ahorita que se reactivó la economía, donde hemos visto cómo se ha generado un disparo bastante alto aquí en Querétaro, cuando empezó a entrar esta normalidad en el semáforo naranja. Tenemos casos de varias dependencias donde se registra el COVID”, argumentó.

El legislador añadió que a los trabajadores que estén dados de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, se les debería considerar esta pandemia como riesgo en el trabajo, y aplicar las pensiones por muerte.

Incluso, afirmó que dichas cuotas y aportaciones para las pensiones deberían incrementarse, durante el tiempo que prevalezca la contingencia sanitaria.

Mencionó que llevarán a cabo pláticas dentro del grupo parlamentario de Morena en la LIX Legislatura local, con el fin de ingresar un exhorto dirigido a la federación, para solicitar que la pandemia sea considerada riesgo laboral.

Puntualizó que este tema compete a al Congreso de la Unión, toda vez que ya el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en el senado propuso modificar la Ley Federal del Trabajo para que las afectaciones en la salud de los trabajadores y las posibles incapacidades laborales que se produzcan por la pandemia por el Covid-19, sean considerados como riesgo de trabajo.

Por último, el también presidente de la Comisión del Trabajo dio a conocer que se ingresó un exhorto al congreso local para que el secretario de Salud queretano, Julio César Ramírez Argüello comparezca ante los 25 legisladores.

El objetivo, recordó, es aclarar las expresiones que hiciera en días anteriores sobre el número de camas disponibles para la atención de la pandemia, y el rechazo a pacientes foráneos.

Por ello, explicó, se pedirá información al gobierno federal sobre el reporte que diera Querétaro sobre las camas y las atenciones del COVID-19, para saber si el secretario dijo la verdad y si o no hubo una malinterpretación en sus declaraciones.