Avalan pacientes COVID-19 labor de investigación de la UAQ
Ana María Gutiérrez Urquiza, convivió con su familia el pasado 10 de mayo, evento donde ella señala que pudo haberse contagiado del COVID-19.

Querétaro, 13 Agosto 2020.- Ana María Gutiérrez Urquiza, una joven de 29 años, convivió con su familia el pasado 10 de mayo, evento donde ella señala que pudo haberse contagiado del COVID-19, debido a que su padre se encontró en una situación de riesgo un día antes de esta fecha.

A pesar de que la familia entera presentó síntomas, solo ella y su padre resultaron positivos a las pruebas del COVID-19; al acudir a una segunda opinión al Sistema Universitario de Salud, le aplicaron las pruebas experimentales universitaria y de anticuerpos, tomando en cuenta que ella fue asintomática.

Presentaba cansancio y dolores constantes de cabeza, por lo que decidió tomar tratamiento con el equipo de la máxima casa de estudios queretana.

Dice sentirse orgullosa de la universidad y de los jóvenes que participan en la investigación para combatir el COVID-19, mismo que ha cobrado la vida de más de 350 personas en Querétaro.

Contra el miedo, Ana María decidió afrontar la separación momentánea de su hijo y de su esposo, para aislarse completamente mientras recibía las indicaciones de los especialistas universitarios.

Relató que el personal del sistema de salud UAQ acudió dos o tres veces como parte del sistema de seguimiento clínico, que es innovador en el país, a través del cual con la adquisición de un oxímetro que no excede los mil pesos, monitoreaban constantemente sus niveles de oxígeno.

Asimismo, tras seguir las indicaciones de sanidad e higiene, hoy en día Ana María es una sobreviviente más de esta pandemia.

Como ella, alrededor de 570 pacientes han sido monitoreados en las dos fases del Programa de Seguimiento Clínico a personas portadoras, donde la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca, afirmó qué hay un muy alto índice de recuperación, con la atención mediante estos protocolos.

Recordó que por exceso de personas solicitando pruebas universitarias, se pausó el registro en línea; sin embargo, se procesan hasta 500 muestras a la semana, con una prevalencia del 18 por ciento de personas portadoras.

Con las técnicas nuevas de mayor sensibilidad para la detección del SARS-COV-2, se han llevado a cabo 2 mil pruebas.

Dicho método, señaló la paciente Ana María Gutiérrez, permite que no se genere un colapso en el sistema hospitalario, por lo que reiteró la importancia de replicar estos métodos, creados por queretanos.