Grupo “JAVER” construye fraccionamiento a 15 minutos del Centro de san Juan
Ante el exponencial crecimiento poblacional que vive el estado de Querétaro, incrementan oferta de viviendas.

San Juan del Río, 8 Julio 2020.- Ante el exponencial crecimiento poblacional que vive el estado de Querétaro, municipios como San Juan del Río y Tequisquiapan, incrementan oferta de viviendas dentro de fraccionamientos.

Pese a que el sector de construcción, desde el año pasado ha reportado déficit en sus cifras por el alto costo de tierras y de obras, los desarrolladores inmobiliarios, apuestan por continuar con sus proyectos, pese al complicado panorama que se visualiza derivado de la contingencia por Covid-19.

Grupo “Javer”, empresa constructora de viviendas, con matriz en el estado de Nuevo León, se ha dado a la tarea de ofrecer conjuntos residencial en distintas ciudades del país, entre las que destacan Querétaro, Aguascalientes, Jalisco, Quintana Roo, incluso Ciudad de México.

Para el estado de Querétaro, la compañía privada, ofrece siete unidades residenciales, distribuidas en los municipios de El Marqués, Corregidora, Santiago de Querétaro y San Juan del Río.


Precisamente en este último municipio, “Pedregal del Río”, es un fraccionamiento ubicado en el kilómetro 7.5 sobre la carretera San Juan del Río – Tequisquiapan. El conjunto tipo residencial ofrece cerca de 570 viviendas, distribuidas en tres privadas de 185 casas respectivamente.

Dentro de las facilidades que la inmobiliaria “Javer” ofrece a todo los interesados en adquirir casa con ellos son, créditos de todo tipo, “Fovissste”, “Infonavit”, “Bancarios”, “Cofinavit” y la nueva modalidad por unión de créditos con familiares, cónyuge o amigos.

El desarrollo inmobiliario, ofrece tres amplios modelos de inmuebles, además contará con albercas, casa club, terraza, barda perimetral, áreas verdes, juegos infantiles, fogateros y cuatro casetas de vigilancia, principal y una por cada privada.

Con esta propuesta, que actualmente ya se encuentra en pre-venta, se impulsa al desarrollo y crecimiento inmobiliario de San Juan y sus alrededores, además otorga un alto nivel de plusvalía y favorece al sector constructivo, uno de los ya establecidos como “esenciales” dentro de las actividades que el semáforo epidemiológico señala.