San Juan del Río, 6 Julio 2020.- La Parroquia de San Juan Bautista, ubicada frente a Plaza Independencia, retomó de forma gradual y responsable, las actividades de culto religioso, después de ser declarado el semáforo naranja para la entidad, ante la pandemia causante de covid-19.

Monseñor Mario de Gasperin, Administrador Diocesano de la Diócesis de Querétaro, en coordinación con autoridades civiles y Protección Civil, lanzaron un comunicado donde se informa.

“Se implementan las siguientes disposiciones para el cuidado de los fieles en las diversas celebraciones litúrgicas, (entre ellas las misas), y cuyas prescripciones sanitarias de prevención permanecerán vigentes hasta nuevo aviso.”

El templo cuenta con un tapete sanitizante a la entrada, así como gel antibacterial a disposición de los feligreses, también hacen un llamado para el uso obligatorio de cubrebocas, y respetar los asientos designados para mantener 1.5 metros de distancia entre personas.

Se exhorta a los fieles para anticipar en qué días y horarios participaran con la Eucaristía, ya que por protocolo de seguridad, sólo se permitirá el uso del 25% de la capacidad original de la Parroquia.

Durante la celebración, se omite el saludo de la paz, y al momento de recibir la Comunión, se entrega directamente en la mano, es necesario respetar los señalamientos marcados en el piso, para preservar la modalidad de “sana distancia”.

Dentro de las acciones a implementar de acuerdo al cambio de color en el semáforo sanitario es importante considerar.

Semáforo Naranja: Se permite la asistencia a templos sin superar un tercio del aforo total, se exige a los asistentes guarden distancia de metro y medio entre cada uno.

Semáforo Amarillo: Se permite la asistencia a templos sin superar la mitad del aforo total.

Semáforo Verde: Se flexibiliza la movilidad en general, aunque continúan limitaciones en el aforo (aún por determinar) para asegurar distancia de seguridad entre los participantes.
Los encuentros para grupos numerosos, retiros, asambleas, congresos, jornadas y catequesis continúan suspendidos.