Roberto Cabrera Valencia, Diputado por el PAN en la LIX Legislatura de Querétaro.

San Juan del Río, 6 Julio 2020.- La iniciativa de reforma al código urbano en materia de entrega de fraccionamientos, planteada por el grupo legislativo del Partido Acción Nacional, tendrá un impacto considerable para la entidad, derivado del crecimiento acelerado a nivel poblacional.

El diputado por el PAN, Roberto Cabrera Valencia, vía conferencia virtual con medios, anunció la iniciativa encaminada para San Juan del Río, donde se pretende garantizar el derecho humano a una vivienda digna.

“El municipio debe de tener una visión de crecimiento amigable, sustentable y sostenible, se debe establecer la necesidad de generar energía con paneles solares, calentadores solares, áreas verdes y de recreación, mantenimiento urbano, recolección de basura, alumbrados públicos entre otras cosas”, enfatizó.

Dentro del plan de trabajo, se pretenden modificar algunos artículos del apartado de obligaciones que tienen los desarrolladores inmobiliarios, que tienen que ver con facilitar y reducir el tiempo de entregas de 2 años a 6 meses, también, establecer una garantía del 20% del presupuesto para el comprador, que se hará valer en caso de alguna anomalía en el trámite.

Subrayar que con dicha reforma, se logrará obtener beneficios en tres distintos niveles, primeramente el municipio, ante la demanda de servicios en cantidad y calidad.

Después al desarrollador de inmuebles, al quedar protegido con lineamientos y condiciones para la correcta entrega de fraccionamientos y finalmente a los compradores, que se les otorgará certeza jurídica para que su patrimonio quede protegido.

Con base a cifras proporcionadas por la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, CANADEVI, para el año 2019, se construyeron 26 mil 500 inmuebles, seis por ciento más que en años anteriores, lo que visualiza un panorama a la alza a nivel infraestructura.

Finalmente apuntar, que de ser aprobada la iniciativa, se espera que para finales de año la legislación sea completamente vigente, y los 125 fraccionamientos pendientes de entrega, de los que se tiene conocimiento por parte del Gobierno Municipal, se ajusten a la nueva reforma del código urbano.