Dos niños de 7 años victimas de incidentes con armas en Florida
Un niño de 7 años murió este lunes en un hospital de Fort Lauderdale (sureste de Florida) a causa de las heridas que le causó un tiro en la cabeza. FOTO: EFE/GIORGIO VIERA/Archivo.

Miami, 6 jul (EFE News).- Un niño de 7 años murió este lunes en un hospital de Fort Lauderdale (sureste de Florida) a causa de las heridas que le causó un tiro en la cabeza, mientras otro niño de la misma edad y de la misma ciudad se recupera después de haber sido impactado en un brazo por una bala perdida.

Una portavoz de la Policía de Fort Lauderdale confirmó a los medios de Miami el fallecimiento de Breyson Plummer y destacó que, según las primeras investigaciones, el disparo que le causó la muerte fue hecho de manera accidental.

Aún no se determinó si fue el mismo niño el que apretó el gatillo o fue otra persona, la cual podría ser imputada.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves y ese mismo día el niño afroamericano fue llevado Broward Health Medical Center en estado crítico.

Al mismo tiempo otro niño de siete años de Fort Lauderdale se recupera en un hospital del balazo que recibió el sábado pasado en un brazo cuando jugaba en una piscina.

Identificado solo como Jason, el niño no corre peligro y se espera que se recupere pronto, según la Policía.

Hasta ahora no se ha podido establecer de donde provino el disparo, que se produjo en plena celebración de 4 de Julio, Día de la Independencia de los Estados Unidos.