Luego de 9 años de rezago, este 3 de julio el Estado mexicano depositó la ratificación formal del Convenio 189. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México. Luego de 9 años de rezago, este 3 de julio el Estado mexicano depositó la ratificación formal del Convenio 189 (sobre trabajadoras del hogar) en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ante lo cual el Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (SINACTRAHO) pidió que se vigile su cumplimiento.

Este sería el paso faltante luego de que el Senado de la República aprobara la ratificación de este convenio en su última sesión ordinaria de 2019.

México firmó este compromiso en 2011 pero no lo ratificó, por lo que con esta acción, ahora este instrumento internacional será de carácter obligatorio para el país.

La ratificación fue una exigencia que las trabajadoras organizadas hicieron al gobierno de México desde el sexenio pasado, cuando el exsecretario de Gobernación y ahora Senador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Ángel Osorio Chong, se comprometió con ellas a aprobarlo pero nunca lo hizo.

Como informó la OIT por medio de un comunicado, con el depósito formal que se hizo este día, México se convierte en el trigésimo Estado miembro de la OIT y el decimoséptimo Estado miembro de la región de las Américas que ratifica el Convenio 189; asimismo, con este Convenio México ha ratificado 81 Convenios Internacionales del Trabajo.

El Convenio 189 reconoce explícitamente que el trabajo del hogar es trabajo y prevé que los Estados extiendan los mismos derechos a las personas que se emplean en él y de aquellos que gozan el resto de las y los trabajadores.

Se estima que hay alrededor de 2.3 millones de trabajadoras y trabajadores del hogar en México, donde la mayoría son mujeres, muchas en situación de vulnerabilidad, indígenas, y del área rural.

Además, la mayoría de quienes trabajan en este sector en el país (más del 97 por ciento) trabajan en condiciones de informalidad.

“El Convenio número 189 tiene por objeto mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los millones de trabajadoras y trabajadores domésticos en el mundo, asegurándoles un trabajo decente que les brinde protecciones equivalentes a las de los otros trabajadores.

Los trabajadores domésticos se encuentran entre los trabajadores más precarios y peor remunerados. Asimismo, suelen trabajar en condiciones de informalidad en las que son privados de los derechos fundamentales de los que gozan los trabajadores en otros sectores, tales como jornadas máximas de trabajo, derecho a tiempo de descanso, un salario mínimo que les permita satisfacer sus necesidades, y acceso a la protección social, incluyendo protección de la maternidad.

La decisión del Gobierno de México de ratificar el Convenio núm. 189 confirma su voluntad de extender los derechos básicos a todas sus trabajadoras y trabajadores y refuerza las medidas ya tomadas a nivel nacional”, declaró el Director General de la OIT, Sr. Guy Ryder, al recibir virtualmente el instrumento de ratificación del Convenio núm. 189 por México.

Trabajadoras piden que se vigile su cumplimiento
En otro comunicado emitido este día, el Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (Sinactraho) celebró el depósito de este convenio toda vez que es un reconocimiento al esfuerzo de generaciones de personas trabajadoras del hogar y da frutos la alianza ante ello, de organizaciones de la sociedad civil y un sinnúmero de actores sociales y políticos que impulsaron a generar este cambio.

“En este sentido, el Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar, hace un llamado a la unión y organización, para la vigilancia de la implementación de esos derechos”, expresó el gremio.

En la ceremonia virtual para entregar la ratificación participó la Secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde, y la Subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería mexicana, Martha Delgado Peralta .

Luisa María Alcalde declaró que: “La ratificación no es el fin, sino el comienzo de un trabajo conjunto entre gobierno, empleadores y, por supuesto, trabajadoras.

Quiero destacar, el papel del grupo de trabajadoras y sociedad civil que han sido piezas fundamentales en este proceso (…) No bajaremos la guardia.

Debemos seguir avanzando en la promoción y la defensa de estos derechos. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social refrenda su compromiso en continuar dignificando el empleo, y sabemos, que contamos con la Organización Internacional del Trabajo para lograr este cometido”.

Por su parte, la Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Martha Delgado dijo que esta ratificación hace patente su renovada política exterior en materia de Derechos Humanos y “su recién estrenada política exterior feminista”.

“Al ratificar este Convenio, el Estado mexicano refrenda su compromiso para saldar esta deuda con acciones concretas a favor de ellas, quienes en su mayoría son mujeres y niñas, migrantes, indígenas, y que enfrentan condiciones de vulnerabilidad. Su contribución a la economía del país y al bienestar de las familias y de la sociedad en su conjunto es fundamental y finalmente es reconocido”, expresó.