Querétaro desarrolla nanosatélite que lanzará en 2021
Marco del Prete Tercero, informó que actualmente se desarrolla un nanosatélite, que será lanzado a mediados del próximo año.

Querétaro, 2 Julio 2020.- El Secretario de Desarrollo Sustentable Estatal, Marco del Prete Tercero, informó que actualmente se desarrolla un nanosatélite, que será lanzado a mediados del próximo año desde el módulo Quiubo de Japón, a la Estación Espacial Internacional a 300 kilómetros de altitud.

“Para el desarrollo del proyecto se contempló una inversión de cinco millones 960 mil pesos por parte de SEDESU, a través del programa PEDETI”, mencionó.

Dijo que este recurso se entregó en noviembre del año pasado, por lo que se trata de presupuesto 2019 que durante este año se estará ejerciendo e invirtiendo para lograr los objetivos que se plantearon.

El funcionario detalló que el nanosatélite, de nombre K’oto que significa Chapulín en otomí, es un cubo que mide 10 por 10 por 10 centímetros, contará con paneles solares y tendrá un peso no mayor a un kilo 300 gramos.

Asimismo, destacó que el objetivo de este proyecto es desarrollar un sistema de percepción remota bajo el estándar internacional, que permita tomar fotografías de baja y mediana resolución del territorio mexicano.

Del Prete Tercero, precisó que este proyecto, que inició a principios de este año, representa una inversión de 5.9 millones por parte de esta dependencia, a través del Programa Estatal para el Desarrollo de Tecnología e Innovación (PEDETI).

“La UNAM aporta tecnología, aporta instalaciones del Laboratorio Nacional de Ingeniería Espacial y Automotriz que está albergada en la unidad de alta tecnología, este laboratorio nacional es único en el país y cuenta con laboratorios de última generación para la realización de pruebas”, recalcó.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable Estatal (Sedesu), recordó que en el desarrollo de este proyecto participa la UNAM, así como alrededor de 12 alumnos de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), el Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ), la UNITEQ y la Universidad Politécnica de Santa Rosa Jáuregui (UPSRJ).

“La UNAM también aportará la gestión técnica del proyecto que eso cuesta en recursos humanos, técnicos, financieros propios de la UNAM, ya que involucra a profesores investigadores de la Unidad de Alta Tecnología”, finalizó.