Familias en riesgo de ser deportadas
Los padres que se encuentran con sus hijos en detención viven una carrera contrarreloj ante el riesgo de ser deportados antes de esa fecha. FOTO: EFE/David de la Paz/Archivo.

Los Ángeles, 1 jul. (EFE News).- Tras la orden de un juez de liberar a menores que estén bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) antes del 17 de julio, los padres que se encuentran con sus hijos en detención viven una carrera contrarreloj ante el riesgo de ser deportados antes de esa fecha, alertan activistas.

Las advertencias de los defensores de los inmigrantes se han intensificado en los últimos días luego de la orden de la jueza federal Dolly Gee, que determinó que la pandemia de coronavirus se propagaba rápidamente en los centros de detención por lo que exigió la liberación de todos los migrantes menores de edad que se encontraran bajo custodia de ICE.

UNA NOTICIA AGRIDULCE
No obstante, lo que es una gran noticia para los niños y adolescentes indocumentados para los padres que se encuentran detenidos con sus hijos representa un riesgo de expulsión del país.

Andrea Meza, directora de los servicios a familias de detención de la organización Raíces dijo en un foro sobre este tema que actualmente el mayor temor “es que ICE podría tratar de acelerar los procedimientos en las próximas dos semanas y trate de deportar a todos o al mayor número posible de personas en lugar de liberarlos juntos (con sus hijos)”.

“Porque si los deportan, (ICE) no tiene que explicar por qué todavía están detenidos”, argumenta la abogada.

La orden de Gee no entregó ninguna disposición sobre los padres detenidos junto a sus hijos ya que su decisión hace parte de una demanda sobre la implementación del Acuerdo Flores, que impide que los menores inmigrantes permanezcan encarcelados por largos periodos de tiempo y se les garantice su seguridad.

“Desafortunadamente, como todo sabemos ella no puede hacer que liberen los padres (…). Sin embargo, la jueza señaló que ICE puede liberar las familias juntas porque tiene la discreción para hacerlo”, recalcó Meza.

La activista advierte que vistas las estrictas políticas migratorias del gobierno del presidente Donald Trump, dudan que esta discreción se utilice a favor de los inmigrantes.

Laura Molinar, directora Sueños Sin Fronteras, comparte el temor de Meza y de hecho advierte que para estas familias la separación es inminente y no se debe esperar para tomar una acción.

“Es el momento y creo que todos tenemos la responsabilidad de elevar este mensaje y tomar medidas y alentar a todos los que conocemos, políticos, artistas, famosos, de lo que va a pasar con estas familias, antes que suceda”, consideró Molinar.

EL COVID-19 NO DETIENE LAS DEPORTACIONES
Sumado a la amenaza de la deportación, las activistas advierten que los padres y sus hijos serían expulsados a países que no tienen la capacidad de atender a contagiados de coronavirus y que incluso aumenta el riesgo en estas zonas de contraer la enfermedad.

“Están expuestos a regresar a países que, debido a muchas acciones de los Estados Unidos, no están equipados para recibir personas que tienen coronavirus”, dijo Meza.

ICE actualmente tiene bajo su custodia a 23.429 detenidos y ha informado que hasta este miércoles 1 de julio había hecho pruebas de detección del COVID-19 entre 10.513 migrantes detenidos, de esta cifra 2.742 han resultado positivos.

Actualmente, 752 inmigrantes bajo custodia de las autoridades de inmigración están aislados o en tratamiento por coronavirus.

En el centro de detención para familias en el condado de Karnes, en Texas, las autoridades federales reportan a 11 personas actualmente enfermas con el virus.

Además cuatro empleados en el centro de Dilley (Texas), que alberga a familias inmigrantes, han dado positivo de COVID-19.

UN VIDEO PARA CONCIENTIZAR SOBRE LA SITUACIÓN
La organización FWD.us, grupo creado por líderes tecnológicos partidarios de una reforma migratoria, lanzó este miércoles un video de tres minutos en el que retrata la actual situación de los padres y niños detenidos, y se pide acción de la comunidad y legisladores.

FWD, también denunció la deportación más de 60 niños que estaban en busca de asilo en los últimos meses.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Caravanas migrantes evidencian inoperancia de Centroamérica, México y EUA

“DHS está haciendo todo lo posible para poner a estos niños en peligro, sin ninguna razón discernible más allá de la simple crueldad”, dijo la organización en un comunicado hoy.

ICE tendrá que presentar un informe a la jueza Gee en Los Ángeles el próximo 8 de julio para evaluar las acciones tomadas para el cumplimiento de la orden.