Teresa García Gasca, estimó que el proyecto de desarrollo de la vacuna, podría tardar año y medio en la realización de todas la etapas. FOTO: EFE/EPA/JAWAD JALALI/Archivo.

Querétaro, 30 Junio 2020.- La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca, estimó que el proyecto de desarrollo de la vacuna que trabaja con otros equipos a nivel nacional, podría tardar año y medio en la realización de todas la etapas antes de ser aplicada y comercializada en humanos.

Aseguró que los cuatro proyectos mexicanos se encuentran actualmente gestionando recursos ante instancias internacionales por 48 millones de dólares, mientras que a nivel mundial existen 148 millones.

García Gasca aseguró que en caso de contar con el recurso necesario, se podrían comenzar los trabajos para la elaboración de pruebas y la ejecución de las etapas en dos meses.

“Creo que nuestra propuesta es muy buena, es muy original y tiene antecedentes de éxito en otras vacunas de uso veterinario; creo que puede funcionar muy bien, y dependerá de los criterios que el Consorcio Internacional establezca para poder otorgar el recurso que se está solicitando y definir los proyectos apoyados”, celebró.

Recordó que la propuesta de la universidad consiste en generar proteínas quiméricas, a través de la ingeniería genética, en función de las secuencias de las proteínas propias del virus, desarrollada por el investigador de la Facultad de Ciencias Naturales, Juan Joel Mosqueda Gualito.

En el grupo de trabajo al que pertenece la UAQ, se colabora con el Instituto Politécnico Nacional, el Instituto Nacional de Nutrición, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México y una empresa biofarmacéutica mexicana denominada Alvartis Pharma.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Registra Querétaro 7 agresiones a personal médico durante pandemia

Indicó que solo existe un “cuello de botella” en el proyecto queretano, al no contar con una certeza en el número de dosis garantizable al término de las investigaciones, de ahí la importancia de una empresa farmacéutica para la elaboración de las vacunas.

Recordó que el trabajo de investigación de la UAQ comenzó a trabajar sobre una vacuna con una inversión cercana a los 300 mil pesos con recursos propios; asimismo, celebró que existe disposición del gobierno federal para aportar presupuesto.