Apela Defensora de Derechos en Querétaro a evitar desaparición del CONAPRED
La titular de la DDHQ, Roxana de Jesús Ávalos Vázquez, aseguró que no deben desaparecer las instituciones promotoras y protectoras de derechos.

Querétaro, 23 Junio 2020.- La titular de la Defensoría de los Derechos Humanos en Querétaro (DDHQ), Roxana de Jesús Ávalos Vázquez, aseguró que no deben desaparecer las instituciones promotoras y protectoras de los derechos humanos en temas especializados.

Esto, luego de los cuestionamientos y situaciones que ha vivido el Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación por parte del gobierno federal.

Ante ello, la ombudsperson queretana indicó que la eliminación de estas figuras iría contra el principio de progresividad de los derechos humanos contenido en el artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

“Esta progresividad implica que los derechos que ya se lograron y que se tienen no se pueden desaparecer; yo apelaría, no sé cuál sea el plan, pero yo apelo a que se tomen en consideración estas instituciones”, apuntó.

Aseguró que la creación de instituciones para la protección de las personas ha “costado mucho, sangre inclusive, a la sociedad civil y a los defensores de derechos humanos”, por lo que reiteró que no se debe permitir dañar a estas instancias.

“Sería un retroceso, porque al final de cuentas precisamente es esa lucha por el respeto los derechos humanos, en esa lucha por considerar a las personas como el centro de toda la atención por parte del servidor público de la autoridad el general instituciones que apoyan a las víctimas”, argumentó.

Al respecto, Ávalos Vázquez reconoció que es importante que la sociedad civil organizada sea quien haga notar la necesidad de instancias que trabaja temas puntuales en torno a la discriminación.

Por otro lado, ante la iniciativa ciudadana de sancionar a funcionarios públicos que generen discursos de odio contra sectores vulnerables, llamó a tener cuidado para no caer en la subjetividad de los juicios sobre el contenido del discurso.

Exhortó a revisar los lineamientos de esta propuesta, para evitar violar la libertad de expresión; aunque resaltó que la responsabilidad de lo que se dice deberá recaer en quien emite el discurso.