Dexametasona reduce un tercio de las muertes Covid-19
Reduciendo hasta en un tercio las complicaciones respiratorias graves de Covid-19, la dexametasona de bajo costo muestra ser una opción para los pacientes. FOTO: CANVA/ILUSTRATIVA.

En marzo de 2020, el sistema nacional de salud de Reino Unido (NHS por sus siglas en ingles) estableció un ensayo clínico denominado Recuperación; en el estudio se efectuó una evaluación aleatorizada de la terapia contra Covid-19 cuya finalidad fue determinar el mejor tratamiento potencial, donde dosis bajas de dexametasona -un tratamiento con esteroides- resultó ser el mejor candidato.

Participaron más de 11 mil 500 pacientes de más de 175 hospitales del NHS en el Reino Unido.

Dentro del ensayo clinico, se estudiaron los efectos de medicamentos como Lopinavir-ritonavir -comúnmente utilizado para tratar el VIH-, Hidroxicloroquina -medicamento antimalarico o antipaludico-,Azitromicina -antibiótico de uso común-,Tocilizumab -medicamento antiinflamatorio-, plasma convaleciente, recolectado de donantes que se han recuperado de Covid-19 y contiene anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2.

Asimismo, 2 mil 104 pacientes en total fueron aleatorizados para recibir 6 miligramos dexametasona una vez al día -ya sea vía oral o vía intravenosa- por diez días y se compararon con 4 mil 321 pacientes aleatorizados a la atención habitual.

La mortandad entre los pacientes que recibieron la atención habitual a los 28 días fue más alta en quienes requirieron ventilación (41%), intermedia en aquellos pacientes que requirieron solo oxígeno (25%) y más baja entre quienes no requirieron ninguna intervención respiratoria (13%).

Es importante destacar la importancia de la dexametasona, ya que en este estudio el medicamento logró reducir las muertes en un tercio en pacientes ventilados y en un quinto en otros pacientes que recibieron oxígeno solamente.

La dexametasona se ha pronunciado como la mejor opción para el tratamiento contra Covid-10. También se probó en pacientes quienes no requirieron asistencia respiratoria, sin haber beneficio o reacción contraindicada.

“La dexametasona es el primer fármaco que se ha demostrado mejorar la supervivencia contra Covid-19. Es un resultado extremadamente bienvenido. El beneficio de supervivencia es claro y grande en aquellos pacientes sumamente enfermos como para requerir oxígeno”.

“La dexametasona ahora debería convertirse en el estándar de atención en estos pacientes, es económica, disponible en el estante y se puede usar de inmediato para salvar vidas en todo el mundo” comentó Peter Horby, profesor de Enfermedades infecciosas emergentes en el Departamento de Medicina de Nuffield, Universidad de Oxford.

Martin Landray, profesor de Medicina y Epidemiología en el Departamento de Salud de la Población de Nuffield, Universidad de Oxford, comentó:

“Desde la aparición de Covid-19 hace seis meses, se ha buscado un tratamiento que pueda mejorar supervivencia en los pacientes más enfermos. Los resultados arrojados por la dexametasona son sumamente prometedores. Es fantástico que el primer tratamiento demostrado para reducir la mortalidad sea instantáneamente disponible y asequible en todo el mundo”.