Querétaro, 9 Junio 2020.- Personal del ISSSTE en Querétaro denunció agresiones y represalias por parte de las autoridades de esta instancia, al ocurrir el desalojo de personal dindicalizado.

Este martes se suscitó una manifestación a las afueras del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), delegación Querétaro, por parte del personal, en sus instalaciones de Avenida Tecnológico en la capital queretana.

Dentro de las problemáticas que reclaman son la falta de insumos de equipos de protección del personal, de atención médica, de programación de cirugías, de personal y de capacidad y mantenimiento de las instalaciones.

Exigen mejores condiciones para laborar

Así lo puntualizó Silvia Hernández, quien aseguró que han sido víctimas de actos de represión por parte de las autoridades del ISSSTE en el estado y de presuntos maltratos y agresiones.

“Queremos hacer un llamado a la autoridad para que realmente pongan atención. No queremos ya más diálogos, que solo tienen una situación política. No estamos para pelear con nadie, lo que queremos es resuélvannos. Lo más importante para un trabajador es estar bien”, argumentó.

De esta manera, pidió al gobernador Francisco Domínguez que se atiendan estas necesidades, luego de que personal del ISSSTE también esta trabajando en áreas COVID-19 y para otras enfermedades crónico-degenerativas.

En este punto, señaló que se han detectado 9 casos de infección por COVID-19 en personal del ISSSTE, y se han atendido 30 pacientes por otras enfermedades, quienes fueron detectados también con el virus.

Exigen mejores condiciones para laborar

Al mismo tiempo, ocurrió un supuesto desalojo de la instalación del sindicato de trabajadores del ISSSTE en la entidad, misma que señaló Adriana Ortega, representante sindical, es parte de una represalia por la manifestación.

Señalaron que ellos mismos invirtieron en la remodelación de la infraestructura donde laboraban 9 trabajadores, y que no hubo notificación del desalojo, sino una amenaza hecha hoy por la mañana por Mariana Moran, quien presuntamente dio la orden de desalojo.

Explicó que en las instalaciones del sindicato se hacían tramites de préstamos, gestión de prestaciones, reuniones de representantes sindicales, y otras actividades más.