Exhorta PNUMA a trabajar para proteger la naturaleza

Exhorta PNUMA a trabajar para proteger la naturaleza
Las naciones deben trabajar para proteger a la naturaleza y de ninguna forma cerrar sus fronteras al cambio climático o la pérdida de biodiversidad. FOTO: TWITTER @UN.

Naciones Unidas, 5 Jun (Notimex).- Las naciones deben trabajar para proteger a la naturaleza y de ninguna forma cerrar sus fronteras al cambio climático o la pérdida de biodiversidad, luego de la pandemia del coronavirus (COVID-19), afirmó la directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen.

Durante su participación en el Día Mundial del Medio Ambiente, que se realiza de forma virtual con Colombia como país anfitrión, exhortó a “trabajar juntos para proteger la naturaleza que nos apoya a todos. Cuanto más fuertes sean los sistemas de soporte vital de nuestro planeta, mejor será la salud y la riqueza humana”.

Refirió que durante más de cuatro décadas, la conmemoración de este día, que inició en 1974 y que ahora cumple 46 años, personas de todo el mundo han participado por un medio ambiente saludable con limpieza de playas, plantación masiva de árboles y las marchas, “los individuos, las comunidades y los gobiernos se han unido para apoyar a nuestro planeta”.

Enfatizó que el mundo es demasiado grande e interconectado para que cualquiera pueda ir solo frente a los problemas ambientales que desafían a nuestra especie. “El aislacionismo y el corto plazo no ayudarán a nadie a largo plazo, por eso los países no pueden cerrar sus fronteras al cambio climático o la pérdida de biodiversidad”.

“Este año, debemos quedarnos en casa, mantener nuestra distancia y celebrar virtualmente el Día Mundial del Medio Ambiente (…) necesitamos proteger a los enfermos, los pobres y los vulnerables de los peores estragos de esta enfermedad. En particular, nuestros pensamientos están con América, donde la pandemia ahora está golpeando fuertemente”, añadió.

Andersen destacó la labor de Colombia, como anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, ya que las celebraciones en línea son un tributo al compromiso humano y al ingenio, sin embargo esta situación “es un resultado completamente predecible de la destrucción de la naturaleza por parte de la humanidad, lo que causará un sufrimiento mucho mayor si no se controla”.

La funcionaria indicó que durante el aislamiento social en casi todo el mundo la naturaleza salió de su escondite, desde pingüinos deambulando por las calles de Ciudad del Cabo hasta canguros en Australia.

“Esto nos da una idea de cuán mejores podrían ser nuestras vidas si viviéramos en armonía con la naturaleza”.

“Ahora no es el momento de dejar de lado las leyes y normas ambientales en nombre de la recuperación, como hemos visto en algunos lugares. Necesitamos fortalecer la protección del medio ambiente para reconstruir mejor”, exhortó.

En su alocución, destacó que los gobiernos ya han invertido millones de dólares para estabilizar las economías y proteger a los más vulnerables, así como inversiones y políticas en “infraestructura de la naturaleza” para regular el clima, detener la deforestación y restaurar tierras degradadas, a fin de proteger la biodiversidad, así como impulsar la producción de alimentos.

La pandemia del COVID-19 recalcó la desigualdad, que es uno de los mayores asuntos pendientes de la humanidad, pero “no podemos permitirnos retrasar la acción ambiental, ya que son los más pobres y vulnerables los que más sufrirán”.

Recordó que entre las funciones del PNUMA está crear asociaciones y coaliciones en todo el sistema de las Naciones Unidas, los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil, para acelerar la acción sobre el cambio climático.