Irán seguirá enviando petróleo a Venezuela a pesar de las advertencias de Trump

La tensión entre los países continuará en las próximas semanas.

Irán seguirá enviando petróleo a Venezuela
A pesar de que la administración de Trump ha impedido que buques petroleros den abasto a Venezuela, el gobierno iraní seguirá enviado petróleo. FOTO: CANVA/ILUSTRATIVA.

El pasado 29 de mayo, amenazas de sanciones por parte de la administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, impidieron que dos buques cargados con productos petrolíferos iraníes llegaran a Venezuela.

Sin embargo, a pesar de que la tensión entre estos países continúa, Irán ha confirmado seguirá enviando petróleo a Venezuela.

Cinco buques cargados con 245 millones de litros de gasolina fueron enviados en un inicio por el régimen de Irán a Venezuela.

De estos sólo llegaron 3 a las costas venezolanas el miércoles 27 de mayo, ya que Washington logró interrumpir el arribo de dos de ellos amenazando con sanciones a los transportistas, según informaron autoridades estadounidenses al periódico Wall Street Journal.

Dicho periódico aseguró que los dos buques petroleros, propiedad de una empresa griega, no habrían podido conseguir un acceso a la banca internacional si hubieran llegado a Venezuela.

Un alto funcionario de la administración de Trump declaró al respecto: “Hemos estado en contacto con los propietarios de los buques y corren un gran riesgo de ser sancionados, y de ser así significaría para ellos estar fuera del negocio”.

Por su parte, el líder opositor venezolano, Juan Guaidó, consideró, el envío de petróleo por parte de Irán a Venezuela ha sido usado como un elemento propagandístico pues:

“Los primeros que publicaron la supuesta amenaza a los barcos fue precisamente una agencia de noticias iraní”.

Además, aseguró que ese petróleo había sido pagado con oro extraído ilegalmente, debido a las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos al régimen de Nicolás Maduro.

Hasta el momento tales críticas y declaraciones no han hecho retractar ni al régimen venezolano de Nicolás Maduro y ni a la República Islámica, ambos enemistados políticamente con Estados Unidos, ya que ambos consideran estas operaciones como un golpe al gobierno autoritario de Trump.

De esta manera, luego de haber enviado estos cinco buques para mitigar la escasez de gasolina en Venezuela, el pasado lunes 1 de junio el régimen iraní se ofreció a enviar todavía más buques petroleros siempre y cuando se lo solicite el régimen de Maduro.

Asimismo, en respuesta a las amenazas de Estados Unidos, el director del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi, declaró: “Irán ejerce sus derechos de libre comercio con Venezuela y estamos listos para enviar más barcos si Caracas demanda más suministros a nuestro país”; añadió, sus transacciones son legítimas y pertenecen a acuerdos de comercio internacional.

Estados Unidos actualmente está monitoreando estos envíos y ha advertido a distintos gobiernos, puertos marítimos, embarcadores y aseguradores que podrían enfrentar varias sanciones si apoyan a los buques petroleros iraníes.

No obstante, el plan continúa en marcha, pues según datos de Refinitiv Eikon, dos petroleros iraníes que entregaron combustible en Venezuela ya emprendieron el viaje de regreso, mientras que el régimen de Maduro prepara sus estaciones de servicio para comenzar a cobrar por la gasolina recibida.

El mandatario anunció un nuevo plan de distribución de gasolina a partir de este 1 de junio, lo cual implica un alza en su precio.

Todo el conflicto por el envio de petróleo iraní a Venezuela, sólo ha generado más tensión entre los tres países, principalmente entre Irán y Estados Unidos, cuyo conflicto se originó en 2015 cuando el presidente Trump decidió abandonar el acuerdo nuclear con Irán e impuso diversas sanciones comerciales que han tenido un gran impacto en la economía islámica.