Tesla tiene bajo la lupa a Xiaopeng Motors por hacer réplicas de sus autos eléctricos

Xiaopeng Motors argumenta que Tesla es una compañía racista.

Tesla tiene bajo la lupa a Xiaopeng Motors
Xiaopeng Motors fue acusada por Tesla de haber robado información confidencial del desarrollo, diseño y el sistema de autopilot de los autos eléctricos. FOTO: CANVA/ILUSTRATIVA.

Xiaopeng Motors o Xpeng, una empresa china encargada en desarrollar automóviles eléctricos está bajo las sospechas de haber utilizado en el desarrollo, diseño y construcción de sus vehículos información confidencial de la compañía Tesla, construyendo réplicas casi idénticas de los sistemas operativos autónomos, carrocerías, entre otros artículos con licencia de la empresa proveniente de Estados Unidos.

El gran parecido entre los modelos Tesla Model X, Modelo S y la SUV G3 y el recién lanzado P7 de la compañía china, aumentaron las sospechas de la organización de Elon Musk; por esa razón, ya han acusado formalmente a Xiaopeng por haber robado parte de su propiedad intelectual, específicamente en los programas de dirección autónoma (autopilot) y el diseño.

No obstante, estas declaraciones contrastan con las que hizo públicas Musk en junio de 2014, cuando aseguró que la empresa no iniciaría demandas por patentes, después de haber despedido a un empleado de la firma por robar el código fuente del piloto automático de los autos y estar manteniendo tratos comerciales muy cercanos con la empresa china, la cual hoy en día es encargada en producir vehículos autónomos en Asia y tiene un gran parecido con Tesla.

Por otra parte, He Xiaopeng, cofundador y CEO de Xpeng, confirmó no haber tenido conocimiento alguno de ningún tipo de acusación por hacer un supuesto uso de las patentes de Tesla ilegalmente; asimismo, apuntaló su argumento diciendo que cada uno de los desarrollos por parte de la compañía son originales y únicos, desde la interfaz del vehículo hasta el diseño.

A pesar de esa situación, el cofundador y CEO de la marca asiática se comprometió a realizar una investigación interna a fin de esclarecer la situación.

Cabe señalar que, los vehículos de la empresa con sede en Guangzhou, China tienen un gran poder de procesamiento en sus sistemas operativos, simplemente el P7 cuenta con un software llamado System on Chip (SoC por sus siglas en inglés) y el auto eléctrico tiene la capacidad de realizar 30 mil millones de cálculos por segundo.

Además, puede procesar información obtenida en tiempo real por medio de sus 12 sensores, 5 radares y 13 cámaras repartidas por toda la carrocería del automóvil.

Hasta el momento las tensiones se mantienen entre ambas empresas; mientras Xiaopeng Motors argumenta que Tesla es una compañía racista, la empresa con sede Palo Alto, California exige a su rival haga público toda la documentación y desarrollos relacionados con sus nuevos automóviles, dejando claro que una nueva amenaza para Tesla comienza a levantar la mano para dominar la industria de los coches eléctricos.