“Si no vendo, mis hermanos y mi mamá no comen”: German Lucas

Reacio a contestar de primera instancia y diciendo “no me vaya a quitar, tengo que vender mis nopalitos para llevar algo de comer a mi casa”.

San Juan del Río, 22 Mayo 2020.- Reacio a contestar de primera instancia y diciendo “no me vaya a quitar, tengo que vender mis nopalitos para llevar algo de comer a mi casa”, German, proveniente de una comunidad del vecino Estado de México, dijo que si sabía a qué se expone diariamente a poder contagiarse de la dichosa enfermedad del coronavirus.

Luego este humilde vendedor accedió a platicar con el reportero y dijo que era huérfano de padre, que su mamá estaba enferma de asma, que tenía tres hermanos y él tenía que salir a San Juan, para vender frutas y hortalizas.

Con desconfianza aun, manifestó “usted no es de los señores que nos quitan y nos dicen que si no nos vamos se van a llevar nuestra mercancía”, no, le dijimos que solo queríamos platicar y nos respondió “yo tengo que salir a vender mis nopalitos para ganar algo de dinero y llevar sopa, frijoles, arroz, azúcar y sal para que mi nana y mis hermanos coman”.

Ya con más confianza German Lucas nos dijo que llega temprano a San Juan del Río para vender calabacitas, nopales, flor de calabaza y aguacates, ya que dijo él es quien se encarga de sostener a la familia, desde que su padre falleció ya que tomaba mucho pulque, mientras que su mamá se queda en su casa a hacer tortillas y darles de comer a sus hermanos más pequeños.

En la plática el buen German, nos dio una cátedra de cómo se pelan los nopales que pone a la venta y es que en pocos minutos limpió de espinas más de cinco de esta hortaliza.

Dejó entrever que a ellos poco o nada saben de esta pandemia que azota a gran parte del mundo, por lo que viven expuestos a ser contagiados en cualquiera de los lugares donde anden vendiendo sus productos.