Querétaro, 20 Mayo 2020.- Con la participación de un distinguido panel de expertos en materia turística, la Secretaría de Turismo de Querétaro llevó a cabo el Foro “Activar y fortalecer el turismo post COVID-19”.

El objetivo de analizar escenarios y reconocer estrategias que permitan reactivar la actividad turística, una vez que así lo determinen las autoridades sanitarias.

Establecer protocolos sanitarios especializados, cumplir con las circunstancias sanitarias óptimas, promover el turismo regional y generar experiencias turísticas innovadoras.

Además de aprovechar las plataformas digitales para la promoción, generar productos enfocados en la naturaleza y el ámbito rural, así como establecer alianzas entre integrantes del sector turístico local, fueron algunas de las principales conclusiones de este foro.

En su intervención, el secretario de Turismo estatal, Hugo Burgos, recalcó que para realizar la reactivación ordenada del sector turístico es necesario establecer con claridad los protocolos necesarios en materia de salud para cada uno de los sectores que integran a la industria turística, mismos que serán anunciados en la brevedad a nivel estatal.

Adicionalmente la innovación en los productos turísticos, será pieza fundamental para atraer visitantes hacia Querétaro.

Recordó que Querétaro cuenta con productos turísticos ya consolidados que cumplen con las expectativas para el turismo post COVID-19, como los espacios abiertos de contacto con la naturaleza, tales como la Ruta del Arte, Queso y Vino; y la Sierra Gorda.

“Estoy seguro de que Querétaro es un estado muy unido en el tema de turismo, en todos los sectores ha demostrado tener una gran capacidad y estoy seguro de que vamos a salir adelante, por muchas condiciones: la unidad y el trabajo. Ahora más que nunca debemos estar unidos”, dijo.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Sustentable (SEDESU), Marco Antonio Del Prete Tercero, destacó que el plan durante la contingencia consiste, primeramente, en asegurar la salud de los queretanos, con acciones como la habilitación de espacios para su atención.

Como segundo punto, señaló, se deben cubrir las necesidades básicas de la población, para lo cual se implementaron programas de entrega de apoyos alimentarios y económicos para las personas que hayan perdido su empleo.