En el 38% de hogares mexicanos al menos una persona ha perdido su empleo por Covid-19

La tasa de desempleo en México aumentó un 9% en tan sólo un mes.

En el 38% de hogares mexicanos al menos una persona ha perdido su empleo por Covid-19
Una encuesta reciente hecha por la compañía Planning Quant ha mostrado que al menos una persona en cada familia mexicana ha perdido su empleo. FOTO: CANVA/ILUSTRATIVA.

La pandemia de coronavirus ha impactado económicamente a muchas familias mexicanas, tanto de altos recursos como de escasos. Debido a esta situación se calcula que al menos en el 38% de los hogares mexicanos una persona ha perdido su empleo en lo que va de la cuarentena.

Una encuesta fue realizada por Planning Quant con el objetivo de mostrar el impacto que ha tenido la cuarentena de coronavirus en la economía de las familias mexicanas.

Dicho censo se llevó a cabo del 7 al 11 de mayo y se basó en parámetros como género, edad y nivel socioeconómico para obtener el panorama más amplio posible de la situación.

Los colaboradores de la empresa realizaron entrevistas online para no poner en riesgo la salud de ninguna persona y en total aplicaron las encuestas a 876 familias mexicanas tomando en cuenta de sus integrantes sólo a los mayores de 18 años.

En promedio se entrevistaron a 4 personas por familia; de estas 4, 2 no generan ningún tipo de ingreso mientras que los 2 que lo hacen sólo uno de ellos lo continúa haciendo de manera normal y formal.

Cabe resaltar que esta es la tercer encuesta realizada por la empresa, la cual, en contraste con la segunda hecha el mes pasado, mostró cifras considerables en varios aspectos.

De abril a mayo las fuentes de ingresos en las familias mexicanas han continuado disminuyendo: en abril el porcentaje de desempleados era del 29%, en mayo incrementó al 38% y dentro de este grupo el 57%se encuentra en un rango de edad de entre los 35 a los 44 años.

En términos generales este estudio indicó las familias mexicanas están recibiendo menos del 50% de los ingresos que generaban antes de que diera inicio la cuarentena.

En total, 23% de los hogares se quedó sin ninguna fuente de ingresos, 61% ha visto una disminución en estos y tan sólo el 16% no ha visto afectado sus ingresos por la cuarentena de coronavirus.

Asimismo los resultados de las encuestas mostraron que este impacto económico ha generado una disminución en los hábitos de consumo, por ejemplo, las notables compras de pánico presenciadas al inicio de la cuarentena actualmente se han reducido un 47% y de igual manera se destaca un apoyo a la economía local (tianguis, mercados, tiendas independientes) con un 32% dejando de lado los grandes centros comerciales.

No obstante, la implementación del trabajo remoto ha generado un incremento en el uso y contratación de servicios de telecomunicaciones, siendo el internet, móvil o fijo, el servicio más solicitado con un 31% de demanda más por parte de las compañías fijas y con un 25% en las compañías móviles.

Todo esto es una situación contrastante, señala el estudio, porque los gastos continúan para las familias y estas no se pueden dar el lujo de no generar ingresos , el confinamiento obliga a muchos salir a pesar de las condiciones sanitarias.

Aunque de igual manera ha causado una tasa de desempleo en aumento, y según los estudios realizados hasta el momento, todo indica que probablemente el desempleo y la mala economía de las familias mexicanas continúe aún después de la cuarentena por Covid-19.