Enrique Miguel Iglesias Preysler, nació en Madrid el 8 de mayo de 1975,convirtiéndose en el tercer hijo del matrimonio entre Julio Iglesias e Isabel Preysler. 

El cantante experimento momentos difíciles desde su infancia,debido a que sus padres se divorciaron cuando contaba con solo 4 años de edad y más tarde  tuvo que dejar España para mudarse a Miami, debido a que su abuelo, el doctor Julio Iglesias Puga, fue secuestrado por la banda terrorista ETA. 

Enrique aprendió a hablar inglés desde muy pequeño y comenzó a preparar su primer disco a los dieciséis años, pero nadie, ni su familia,sabían de las intenciones del joven para seguir los pasos de su padre, por lo que su lanzamiento como cantante fue una sorpresa para todos. 

Durante su inicio, Iglesias consiguió contrato con una modesta compañía española que le editó su primer disco llamado ‘Enrique Iglesias’, el cual salió a la venta en septiembre de 1995. 

Sencillos como “Si tú te vas”, “Por amarte”, “Experiencia religiosa”, y “No llores por mí”, lograron un éxito impensable para un debutante e incluso lo llevaron a ganar un premio Grammy como mejor interpretación latina del año.  

Aunque todo auguraba un gran futuro para el interprete en el terreno profesional, en lo personal enfrentaba un duro momento con su padre,quien al enterarse del lanzamiento de su hijo al mismo tiempo que el resto del mundo, le dijo: “¿Qué haces?, ¿Tú estás loco?, ¿Por qué has hecho esto sin decirme nada?”, según relató el mismo Enrique, quien suele hablar poco de este tema, pero en el año 2007 reveló al periodista peruano Jaime Bayly que su padre le aseguró:  “¡Yo sé sobre esto, no vas a poder conseguir nada sin mí!”. 

Las palabras de Enrique fueron confirmadas por Alberto Fraile, ex representante de Julio Iglesias: “Julio escuchó el disco y estaba molesto.‘Esto es un desastre, no me gusta nada’, decía. ‘No vas a llegar a ningún lado.Esto no va a vender’. Pero, de repente, el disco empezó a vender.

¡Has vendido un millón porque eres mi hijo!’, le dijo. Julio, se sintió mal, herido en su orgullo”. Pero más allá de una rivalidad artística, la relación padre e hijo se vio estropeada desde que Enrique tenía siete años, debido a la ausencia paterna, según revelaron fuentes cercanas a la familia y se han mantenido distantes desde entonces, incluso la prensa de sociedad asegura que Julio Iglesias, solo ha visto una vez a los hijos del cantante. 

Tras el distanciamiento con su padre, Iglesias se dedicó a consolidar su carrera  y en 1999 hizo el “crossover” al mercado anglo y solo tres años más tarde debutó como actor en Hollywood con la cinta”Once upon a Time in México”, en la que compartió créditos con Johnny Depp,Salma Hayek y Antonio Banderas, bajo la dirección de  Robert Rodriguez.
 
Desde ese momento la carrera del español fue en subida y se ha mantenido como uno de los intérpretes hispanos más importantes de las últimas dos décadas,en las que ha realizado 10 álbumes de estudio, 15 giras y ha obtenido más de180 premios, entre los que destacan un Grammy y 6 Latin Grammy.  

En el terreno amoroso, Enrique también marca una gran diferencia con su padre, quien ha declarado haber dormido con más de 3,000 mujeres, por el contrario, al interprete de “Hero”, se le han conocido muy pocas parejas, como Samantha Torres, Cristina Aguilera y Ana Kournikova, con quien mantiene una relación desde el 2001, misma que surgió cuando grababan el vídeo del tema “Escape” y tras algunas rupturas intermitentes, ahora la pareja  disfruta de sus tres hijos. 

A sus 45 años, Enrique Iglesias ha alcanzado un sin fin de éxitos, pero al parecer el que más le enorgullece es el de ser padre y a pesar de haber sido tan hermético respecto a su vida privada durante toda su carrera, al punto de mantener en secreto los dos embarazos de Ana Kournikova, ahora el español no duda en compartir su faceta de papá en las redes sociales,donde documenta los divertidos momentos que pasa al lado de sus gemelos, Lucy y Nicholas de 2 años y ahora también con la pequeña Mary, de tan solo 4 meses. 

Sin duda, para el cantante su carrera siempre ha sido muy importante, pero en este momento,  el disfrutar de su familia se ha convertido en su prioridad. AGENCIA MEXICO