Querétaro, 27 Abril 2020.- La Secretaría de Seguridad Pública del Municipio de Querétaro, aseguró que 133 personas que se inscribieron al programa Vigilante Ciudadano en la capital desertaron.

El titular de la dependencia, Juan Luis Ferrusca Ortiz, explicó que el fenómeno se debe a que las personas aparentemente solo se habían registrado para recibir el apoyo, sin mostrar disponibilidad de ayudar en las acciones que efectúan las instancias de seguridad y de protección civil.

Ferrusca Ortiz, aseguró que de manera inmediata se busca reemplazar a quienes no continúan en el programa, añadiendo que existen personas que sí tienen la voluntad de hacer respetar las medidas de salud, en el marco de la pandemia por el COVID-19.

“Han causado baja 133 personas de los vigilantes ciudadanos. Esto, porque muchos de ellos pensaban que era realmente un apoyo y que solamente se tenían que inscribir sin hacer nada y recibir en su cuenta dinero de parte de las instituciones”, argumentó.

Afirmó que se lleva un control de asistencia a las labores del programa, y quienes no permanecen simplemente dejan de acudir a la agenda que tienen diariamente. En la capital, se contabilizan cerca de 600 vigilantes ciudadanos.

Asimismo, el secretario reportó que las llamadas improcedentes han disminuido en un dos por ciento, durante el periodo de contingencia sanitaria.

En contraste, desde el inicio de la pandemia en el estado, se incrementó hasta en un dos por ciento la cantidad de las llamadas solicitando apoyo e información relacionados con el coronavirus, mismas que fueron canalizadas a los call center que ha interpuesto el gobierno del estado de Querétaro.

Desertaron 133 ‘vigilantes ciudadanos’ en Querétaro

En relación al COVID-19, se recibieron hasta 800 llamadas ligadas a las dudas e indicaciones sobre la atención del virus y las medidas de recomendación. Diariamente, la secretaría recibe entre 2 mil 800 y tres mil llamadas.

Por último, el titular de la SSPM admitió que no ha habido repuntes considerables en el número de reportes por temas como violencia intrafamiliar o de género, toda vez que especialistas vislumbraban un incremento de denuncias.

“No traemos repunte significativo. No obstante, hemos estado atendiendo las llamadas que se han activado en la línea de emergencia, en relación con la atención de violencia familiar y de género. Hemos tenido activaciones de psicólogos para la atención de familiares”, comentó.