UAQ
Las pruebas en fase experimental que desarrolla la UAQ son 100 por ciento confiables, aseguró la Rectora Teresa García Gasca.

Querétaro, 26 Abril 2020.- Las pruebas en fase experimental que desarrolla la UAQ son 100 por ciento confiables, aseguró la Rectora Teresa García Gasca.

Destacó que solo están dirigidas a detectar puntualmente el SARS COV-2, con el fin de evitar más contagios por COVID-19.

Esto, luego de que se registraran poco menos de 10 casos donde los resultados de las pruebas realizadas por la UAQ no coincidían con los resultados de estudios elaborados por la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro.

Al respecto, García Gasca no desestimó la prueba oficial, pero enfatizó que la prueba universitaria ayuda de manera correcta a la detección del virus.

“Estamos determinando correctamente el virus. Ya lo confirmamos con pruebas de secuenciación. El gen que nosotros estamos buscando y estamos encontrando es el gen específico de SARS COV-2”, argumentó.

Asimismo, señaló que existen diferencias en el comportamiento del virus entre quienes solo son portadores y quienes desarrollan la enfermedad del COVID-19, lo cual puede ser un factor para la variación de los resultados.

Ante ello, aseguró que se están planteando preguntas científicas para someterlas al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología dentro de proyectos de investigación.

Y es que también la rectora reconoció que se han detectado casos donde las pruebas oficiales resultan negativas en personas enfermas, y positivas con los estudios de la UAQ.

Por otro lado, la rectora destacó que ya se cumplió con el número de citas suficientes para lograr las tres mil pruebas experimentales para la detección del SARS COV-2.

Sin embargo, el objetivo es que se amplíe la realización de estas pruebas, por lo que se respaldarán de donativos y aportaciones de la ciudadanía para sumar recursos y aumentar la capacidad de estos reactivos.

Adelantó que el Patronato de la Universidad ya realizó una donación a la administración, por lo que pidió a la sociedad su colaboración.

Por ultimo, solicitó a los gobiernos confiar más en las universidades, mismas que dijo, tienen la capacidad de estudiar y proponer soluciones a las diversas problemáticas sociales y de salud que se presentan.

Añadió que en otros países, las Universidades son instancias protagonistas en la resolución de problemas, mientras que en México no existen recursos suficientes para apoyar la investigación.