Querétaro, 9 Abril 2020.- La directora de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud Estatal, Martina Pérez Rendón, informó que los casos confirmados de Covid-19 en Querétaro serían 580, en proporción con lo estimado por la federación el día de ayer.

“Nosotros hacemos el mismo proceso de monitoreo que indica la federación; haciendo una proporción similar a lo que se refería, nosotros tenemos 48 y 12 veces más sería alrededor de 580 los que esperaríamos que estuvieran infectados”, refirió.

Explicó que en Querétaro se sigue un esquema de monitoreo centinela, al igual que la federación, que implica que al 100 por ciento de las personas graves que llegan a un hospital se les toma una muestra y sólo al 10 por ciento de los casos ambulatorios o leves.

“El 80 por ciento de las personas que pudiéramos infectarnos no tendríamos síntomas, pero sí estamos transmitiendo el virus en las gotas de saliva”, precisó.

Asimismo, destacó que este sábado el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, concluye su cuarentena de 14 días, por lo que, podría ser dado de alta.

Esto luego de que el mandatario estatal fue confirmado como un caso Covid-19.

“Cumple ya su cuarentena, el sábado estaría cumpliendo los 14 días y seguramente con la evalúan que le haga su médico estará en condiciones de poderse reintegrar de manera física a las labores, de manera virtual se ha mantenido al tanto de todos los pendientes”, resaltó.

En ese sentido, afirmó que el gobernador ha ido en mejoría y que la fiebre ya está controlada, al referir que fue el síntoma que más tardó en ceder.

Por ello, Pérez Rendón, destacó que gracias a que siguió su tratamiento con paracetamol se logró controlar la fiebre.

“Afortunadamente ha ido cada vez más en mejoría, el síntoma que tardó un poco más en vencer fue la fiebre”, añadió.

La directora de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud Estatal, recalcó que un médico le hará una evaluación a Francisco Domínguez, para definir a partir de cuando estará en condiciones de reintegrarse físicamente a sus labores.

“Si logramos controlar la fiebre los demás síntomas mejoran, afortunadamente ya no ha tenido fiebre; todavía un poquito de voz, ahí va de salida, pero bastante mejor”, concluyó.