Sin perspectiva de género, plan presentado por AMLO para enfrentar crisis por COVID

Sin perspectiva de género, plan presentado por AMLO para enfrentar crisis por COVID
El plan que López Obrador presentó, no tiene perspectiva de género ni propone estrategias para atender las consecuencias económicas y sociales. FOTO: gob.mx.

Ciudad de México. El plan que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el pasado domingo 5 de abril para hacer frente a la crisis económica derivada del COVID-19, no tiene perspectiva de género ni propone estrategias para atender las consecuencias económicas y sociales de la pandemia.

Así lo dijeron la coordinadora de la Cátedra UNESCO de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Gloria Ramírez Hernández y la abogada feminista Patricia Olamendi Torres, durante su participación en el programa Análisis Feminista, que se transmite los martes por Violeta Radio 106.1.

Respecto al mensaje que López Obrador ofreció el fin de semana, Olamendi Torres señaló que el mandatario no hizo aportaciones sustantivas a la atención de la crisis económica y social, no presentó una mirada diferente y a pesar de que hizo una propuesta para atender el desempleo, está no tenía una visión de género ni para las trabajadoras y jefas de familia.

Por su parte Ramírez Hernández aseguró que el plan del Ejecutivo fue un resumen trimestral de gobierno, pero no ofreció nada nuevo en torno a los Derechos Humanos de las mujeres. Consideró que en el mensaje, López Obrador ratificó el combate a la pobreza, pero no mencionó en ninguna ocasión la palabra “mujer”, porque no ha comprendido el tema.

A decir de la catedrática, en estos días tanto ONUMujeres, la ONU y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) han dado elementos sobre la importancia de la visión de género en la atención de la pandemia y han hecho un llamado urgente para atender a las mujeres.

No obstante y considerando los elementos que debe tener un plan contingencia, enfatizó Ramírez Hernández, al plan del gobierno federal le faltaron elementos en materia de política financiera, económica y de género, lo que calificó de una ausencia alarmante.

Mujeres beneficiadas
Al ser cuestionadas por la periodista Lucía Lagunes, sobre la reforma que en marzo aprobó el Congreso para modificar el artículo cuarto constitucional y establecer la obligación del Estado de dar apoyos económicos para personas con discapacidad, adultos mayores, indígenas y becas a estudiantes de todos los niveles del sistema de educación pública, las analistas aseguraron que no es suficiente para atender a las mujeres.

Patricia Olamendi destacó que es lógico que se diga que los programas sociales atienden a más mujeres, por ejemplo, en el caso de pensión para adultos mayores las ciudadanas tienen mayor esperanza de vida, viven más que los hombres. Eso no es necesariamente un beneficio mayor, refleja una realidad, dijo.

Las adultas llegan más (a los programas), agregó, porque no tuvieron posibilidad de cotizar en una instancia de pensiones, sólo les queda como beneficio llegar a ese programa. Esa pensión universal, expuso, habla de una problemática, igual que el programa de empleo para jóvenes, para quienes no encuentran trabajo por no haber estudiado o estar en el trabajo informal.

Olamendi dijo que esta reforma en materia de programas sociales es “una reforma extraña” porque ya existe la Ley de Planeación, que considera programas con una perspectiva de Derechos Humanos y de Género. Una reforma constitucional no era necesaria, tenemos una visión general que no necesariamente reconoce problemática de las mujeres, aseguró.

A su vez Gloria Ramírez dijo que no se puede considerar aumentar el número de mujeres en los programas sociales sin tomar en cuenta la situación en que viven. En esta contingencia, detalló, la economía de los cuidados recae en las mujeres, por ello llamó a ver qué está pasando con grupos como las enfermeras o las trabajadoras del hogar.

Apoyos a familias
Como participación especial, la economista feminista Magdalena García Hernández presentó la propuesta de “política anticrisis con perspectiva de género frente al COVID-19”, creada por las organizaciones MIRA y Pensadoras Urbanas, para ofrecer propuestas con enfoque de género a la crisis económica.

La especialista dijo que hay muchas más mujeres desempleadas, con una tasa de más de 30 por ciento, por ello desde la sociedad civil, dijo, se propone una política anticrisis para apoyar con una “renta básica” a 73 por ciento de los hogares, a fin de responder a derechos básicos como el derecho a la alimentación.

Otro tema abordado en esta emisión fue la violencia en el hogar durante la pandemia, y aunque las especialistas reconocieron que las autoridades han afirmado que están abiertas las líneas telefónicas como el 911, en realidad no se sabe qué tipo de intervención o seguimiento se hace a cada llamada.