Hackers vulneran bases de datos de compañías médicas en Europa y EUA

Piratas informáticos secuestran información confidencial de compañías médicas en Europa y Estados Unidos.

Hackers vulneran bases de datos de compañías médicas en Europa y EUA
Por medio de ransomwares y malwares los piratas cibernéticos han secuestrado información confidencial de empresas médicas que buscan la cura del COVID-19. FOTO: CANVA. ILUSTRATIVA.

En un momento donde se pretende controlar la afluencia de pacientes contagiados de COVID-19, los proveedores de atención médica, centros de salud y hospitales en Estados Unidos y Europa han registrado un aumento de ciberataques.

Los grupos de hackers intentan generar una crisis mayor con el objetivo de golpear al sector salud en el momento más delicado de la pandemia.

Un grupo de hackers evadió los sistemas de seguridad de una compañía originaria de Reino Unido especializada en estudios clínicos para nuevos medicamentos.

La empresa con el nombre de Hammersmith Medicines Research (HMR) estaba en conversaciones con otras marcas a fin de probar las vacunas que podrían potencialmente erradicar la pandemia, pero los piratas informáticos utilizaron un cifrado alfanumérico con la intención de bloquear miles de documentos de pacientes almacenados en la base de datos de la compañía y de no cumplir con las peticiones prometieron publicarlos en sitios web si no se pagaba el rescate.

Malcolm Boyce, director general de la compañía médica, denunció la situación y en conjunto con el personal y el sistema de inteligencia artificial de HMR trabajaron en equipo durante 24 horas con la intención de negociar con los hackers y reparar el daño.

En varios laboratorios clínicos involucrados en las pruebas del COVID-19 han sido derribados sus sistemas de seguridad cibernética, por tanto, el departamento de seguridad de Reino Unido trabaja a la par con empresas y el sector salud para resguardar información confidencial de pacientes y datos del personal autorizado en hospitales.

Por otra parte, la agencia policial de la Unión Europea ha recibido informes de una alta intensidad de ataques cibernéticos en casi todos los países miembros de la UE.

Los hospitales y las instituciones médicas han sido blanco fácil de hackers con programas de ransomware -tipo de software malicioso que encripta archivos de la computadora de una víctima- durante años, pero a raíz de la propagación del coronavirus los ataques se han elevado por el alto almacenamiento de información de pacientes y fallas en la ciberseguridad.

Reino Unido y otros países de Europa no han sido los únicos en ser atacados por piratas informáticos.

La compañía biotecnológica 10x Genomics, especializada en la búsqueda de encontrar anticuerpos para combatir el COVID-19 con sede en California, Estados Unidos, el 13 de marzo de 2020 fue víctima de un ataque con un ransomware, el cual tenía la intención de secuestrar todos los datos de la empresa.

El software malicioso conocido como REvil pretendía hacer público un terabyte con información de mil 200 empleados, información de la empresa y sus sistemas informáticos internos.

La empresa pudo aislar la fuente del ataque con sede en Israel y restaurar las operaciones normales sin ningún inconveniente en la organización.

Muchas empresas de ciberseguridad fabrican herramientas con la intención de monitorear la creación de dominios sospechosos de sitios web asociados con el coronavirus.

Los ciberataques se producen en medio de un aumento de personas contagiadas por el coronavirus, estafas, phishing, malwares, además de correos electrónicos mal intencionados, donde pretenden usar la crisis para persuadir a las personas que intentan buscar información veraz, atención médica o algún otro servicio vía Internet y con un solo clic pueden quedar vulnerables a un malware o ransomware en sus gadgets.