La pandemia del coronavirus sigue generando impactos en el mundo deportivo mundial, y esta vez el caso envuelve a México. La Liga MX ha decidido suspender todas la reuniones que se habían pautado para discutir sobre una mejor organización interna, y la Liga de Ascenso, lo que quiere decir que no se realizarán cambios por ahora.

La situación fue parcialmente aclarada en un comunicado: “Si bien, como se ha señalado anteriormente, hay un debate dentro de la comunidad del fútbol sobre la mejor organización que permita el fortalecimiento deportivo y financiero de la LIGA MX y la Liga de Ascenso MX, dada la actual coyuntura que atraviesa México y el mundo, no hay en este momento programada una Asamblea para la discusión de esos temas”.

https://twitter.com/AscensoBBVAMX/status/1240806323341713411

En lo anunciado queda claro que, hasta que no se establezca un esquema distinto a través de los espacios correspondientes, se mantendrá el modelo de organización vigente. De igual forma se manifestó que tuvieron que retrasar la entrega de los resultados de las auditorías realizadas a los equipos debido al Covid-19.

Finalmente, el comunicado especifica que los equipos deben de cumplir con ciertas reglas ya estipuladas para poder tener su derecho al ascenso, entre las cuales destacan el estar en “condición de multipropiedad”.

Todo parece indicar que el elemento de posibilidad de pérdida de la categoría será algo que quedaría eliminado, con el único propósito de que el Ascenso continúe su función como una competencia de desarrollo.

Debido a eso, los 18 clubes de Primera, así como otros dos que puedan ascender para el Apertura 2020, entre los que se encuentran los Alebrijes de Oaxaca, no perderían su lugar en Primera.