Las máximas autoridades de la Primera División, Ascenso y Femenil, sostuvieron una videoconferencia con los clubes de cada una de sus categorías en la que se les ofreció información sobre la forma en la que se está trabajando contra el coronavirus, y compartieron los posibles planes que se ejecutarán para culminar con los torneos.

Lo primero que se dejó claro es que no hay un tiempo determinado para reanudar la competición, pero afirmaron que están en constante monitoreo del desarrollo de la situación y los avances que dan las autoridades sanitarias, ya que serán ellas las que marquen básicamente den la orden para la reactivación de las competencias.

Otro de los puntos tratados fue una recomendación para los jugadores y equipos en general, para que sirvan como repetidores del mensaje de prevención y realicen campañas a través de sus redes sociales para concientizar a la población sobre el estado de contingencia que se vive en el mundo, teniendo como objetivo primordial la estabilidad sanitaria de México.

En cuanto al tema de la Concachampions, la Liga está en comunicación constante con la Concacaf para determinar cuándo sería el momento ideal para el reinicio de la competencia que se encuentra en la fase de cuartos de final y tiene como participantes al América, Cruz Azul y Tigres.

Asimismo, dieron a conocer que se le ofrecerán a los clubes diversas herramientas tecnológicas a través del Centro de Innovación Tecnológica del Futbol Mexicano, para que puedan estar al tanto de cómo se está trabajando en otras partes del mundo en esta situación, y sobre lo que pueden hacer para mantener sus cuerpos activos y listos para reanudar sus entrenamientos, una vez que todo vuelva a la normalidad.

Algo interesante que se está realizando desde el cuerpo técnico del América, es que los integrantes de la escuadra no cesarán en sus calentamientos y ejercicios, y seguirán sesiones físicas de manera remota desde sus casas, que además podrán ser practicadas por todos los usuarios a través del canal de Youtube del preparador, Giber Becerra, y así entrenar como un jugador más de Las Águilas.