#UnDíaSinNosotras?

Por: Adán Galindo (Colaboración)

Voy a expresar mi opinión en cuanto lo que eh visto el día de hoy 9 de marzo, que en la historia de México quedará registrado como “el día sin mujeres”…. Es verdaderamente lamentable que en este día resulte más que evidente la falta de unión, empatía y solidaridad entre mujeres, para alcanzar un fin común en beneficio de todas ellas.

Me encuentro en una plaza y observo que cientos de mujeres están llevando un día tan normal como si fuera fin de semana. Haciendo compras, tomando taxis, paseando con el novio, el esposo, la familia, sacando dinero del banco, entrando al cine, paseando a los hijos, conduciendo, cargando gasolina.

Y no se ve que sea ni por trabajo o necesidad. Pareciera simplemente que no les importa, esta actitud de indiferencia no la entiendo. Hay mujeres que luchan aguerrida y violentamente por cambiar injusticias y violencia hacia las mujeres, hay otras que su manera de lucha es pasiva, como aquellas que hoy decidieron darle un golpe al sistema haciendo sentir su ausencia, hay otras que su forma de rebelión es demostrando su presencia queriendo hacer la diferencia trabajando de una forma ejemplar, o educando a sus hijos para hacerlos buenos ciudadanos; pero…. Y qué pasa con estas cientos, miles o quizá millones de mujeres que muestran una total apatía a la violencia e injusticias de las que seguramente en algún momento han recibido (laborales, familiares, de pareja, sociales y culturales)? Qué pasa con ellas?!! Es increíble que mejor sean hombres quienes estén apoyando y solidarizándose con este movimiento, que todos las mujeres de este país!!

Que triste es darse cuenta una vez más, que aún impera en el pensamiento colectivo de nuestra sociedad, el individualismo, el egoísmo y la indiferencia. Situaciones que se describen con aquella frase mexicana que reza “Mientras no me pase a mi ni a los míos, que chinguen a su madre los demás”.

Aún no entienden muchas mujeres y hombres, que aquellos seres que violan, golpean, roban, sobajan y asesinan a MUJERES, NIÑAS, NIÑOS Y HOMBRES, no se van a detener mientras nuestra sociedad no se una realmente.

Estos seres son monstruos resultado de una sociedad en descomposición y son como los virus, un virus cuando ataca, no conoce ni respeta estatus social, o si eres profesionista o buena persona o una madre, padre, hija o hijo ejemplar, un virus sólo necesita una oportunidad para infectarte si está cerca de ti.

Así de la misma manera son estos monstruos sociales. A ellos no les importa tu bienestar, tu trabajo o tu familia, no poseen ética, respeto o valores, lo único que tienen es una plena convicción y deseo de satisfacer sus oscuros deseos.

Aquellas mujeres y hombres que piensan que solamente educando HOY a los hijos y llevándolos a las escuelas, o trabajar con la mejor actitud o siendo un ciudadano intachable, va a resolver el problema, temo decirles que eso tal vez y sin ninguna garantía, pueda evitar que se desarrollen más monstruos a un muy largo plazo.

Pero qué pasa con aquellos monstruos que al día de Hoy EXISTEN, y en su imparable determinación y convicción, tratarán de dañarte a ti y a los tuyos en cualquier oportunidad que tengan?

No se debe pensar resolver los problemas del futuro, se trata de resolver los problemas que tenemos hoy, en nuestro presente.
Esa es mi opinión.