A pesar de que el Príncipe Enrique sigue firme en su postura de alejarse de la familia real, todo indica que la Reina Isabel II aceptaría de regreso a su nieto si este llagara a cambiar su decisión.

De acuerdo al medio The Sun, la Monarca reveló que no tendría ningún problema en que Harry se retractara de su postura durante un almuerzo en el que invitó al hijo del Príncipe Carlos a las afueras del castillo Windsor.

“Eres alguien muy querido y siempre serás bienvenido”, es la frase que habría dicho la reina según algunos testigos que además aseguran que este fue el primer encuentro entre ambos desde que los Duques de Sussex dieron a conocer que querían independizarse de la familia real.

“La Reina tenía muchas cosas que hablar con Enrique y era el momento perfecto para que cada uno expresara su versión. Cuando Enrique y Meghan expresaron que querían marcharse todo pasó muy rápido y fue muy estresante para todos los implicados. El domingo fue la primera vez que la Reina tuvo la oportunidad de hablar a solas con Enrique y conocer cuáles son sus planes. Todo ocurrió dentro de un ambiente más relajado y ambos pudieron expresarse”, declaró la fuente.

De la misma manera, la Monarca manifestó que una de sus principales incomodidades es que ya no podrá ver tan frecuentemente al Duque de Sussex y especialmente, a su hijo, Archie. Además, dejó muy claro que Enrique y Meghan no podrán usar la palabra ‘royal’ en su marca, ‘Sussex Royal’.